NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA | ENZO

Enzo Fernández: “Dije a Dybala que lo espero en el Chelsea”

El internacional argentino Enzo Fernández habla con Olé sobre sus inicios, el Mundial, su crecimiento en Europa... y la posible llegada de la Joya a Londres.

Actualizado a
Enzo Fernández: “Dije a Dybala que lo espero en el Chelsea”

Revelación en el Mundial y fichaje multimillonario del Chelsea en el pasado mercado de invierno. Enzo Fernández ha aprovechado sus vacaciones para conceder una extensa entrevista sobre su presencia en Qatar, sus primeros años y su llegada a Europa. “Todavía me parece que el Mundial pasó ayer. Fue una locura y con el tiempo me voy dando cuenta lo que logramos”.

Enzo aún recuerda cómo se enteró de que iba a jugar el Mundial: “Fue un sábado a la tarde, que estaba durmiendo la siesta en Lisboa y no me podía dormir porque estaba muy ansioso porque faltaba una semana para que dieran la lista. Bah, en realidad, para ese momento ya hacía como dos semanas que no dormía. Y en ese momento me llegó un audio de Matías Mana (parte del cuerpo técnico de Scaloni) y cuando lo escuché me puse a llorar. No lo podía creer, estuve como 20 minutos llorando solo. Después salí de la habitación, mi mujer estaba en el sofá con mi hija y cuando se lo conté nos abrazamos y lloramos juntos. Fue un momento muy especial porque toda mi carrera me preparé para esto... Todos los chicos sueñan con jugar un Mundial, y más aún ganarlo. Pero, además, tres meses antes empecé a prepararme física y psicológicamente por si me tocaba... Y al final fue un sueño”.

Convivencia con Julián y Messi

Julián Álvarez fue su compañero de habitación durante todo el Mundial. Ya se conocían de River: “Me acuerdo que apenas abrimos la puerta de la habitación lo miré y le dije: “Qué loco, mirá dónde estamos... ¡Vamos a jugar un Mundial!” Era increíble que concentrábamos juntos en River y estábamos en Qatar siendo los dos muy jóvenes, con 21 o 22 años, cumpliendo un sueño”.

Con Messi, su ídolo, también había coincidido ya antes de Qatar: “Tenía 20 años, era mi primera convocatoria, entonces estaba un poco nervioso, con miedo, todo... Mucha ansiedad. Eran un montón de sensaciones raras, je. Después, a medida que fue pasando el tiempo, ya cuando me volvieron a convocar, fue diferente porque fui agarrando más confianza, el grupo me empezó a unir más a ellos y todo fue más fácil”.

Oportunidades y llegada a Europa

Me preparé toda la vida para jugar al fútbol y lo tomo como algo natural. Jugar el Mundial es parte del fútbol y trato de disfrutarlo porque si no lo disfrutás es mucho más difícil”. Una actitud que le llevó a demostrar tanta confianza durante el Mundial: “Confiaba tanto en que íbamos a salir campeones que los levantaba a mis compañeros”.

La misma confianza que le llevó al Benfica y, tras Qatar, al Chelsea. “El pase por Benfica fue muy importante. Le estoy agradecido a Roger (Schimidt) que siempre confió en mí a muerte, a los pocos días de llegar me puso de titular para que agarre confianza y me dio la oportunidad de estar ahí y de crecer. Crecí mucho y muy rápido. Y ahora tener la chance de jugar en la Premier es un sueño. Con Pochettino todavía no tuve la oportunidad de hablar, pero obviamente que tener un técnico argentino va a ser un plus que me va a ayudar a seguir mejorando”. Sobre la posible llegada de Dybala a Londres no ocultó su deseo: “Ojalá que venga. Yo hablé con él y le dije que lo espero para compartir un asadito o algo. Me hace falta uno para compartir los mates, je”.

Amor por River

También dejó una divertida anécdota sobre su familia, sus hermanos y la rivalidad River - Boca: “Todos saben que yo soy de River, pero dos de mis hermanos son de Boca. Pero cuando iban al Monumental a verme se ponían la de River, así que no sé qué tan hinchas de Boca son, jaaa”. Aún recuerda la final de Madrid. “En la final estaba en Reserva. Después, cuando estás en Primera, lo tomás diferente, por el respeto y por todo, pero como estaba en Reserva pude vivirlo como un hincha más. Hasta fuimos al Obelisco a festejar con mi papá y mi hermano...”