NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 (C) | ARGENTINA - MÉXICO

Angustia Messi, dilema Tata

Su compatriota y antiguo técnico en el Barça y en la selección puede dejar a Leo sin Mundial. Argentina hará varios cambios en el once. Una derrota es fatal.

Doha (Qatar)Actualizado a
Messi, en el partido ante Arabia Saudí.
Eloisa Sanchez de AlbaDiarioAS
Ampliar

Messi estuvo trabajando con el kinesiólogo de la selección en las horas previas al trascendental encuentro ante México, el que puede dejarle —quién lo hubiera dicho— fuera de su quinto Mundial sin apenas tiempo de haberlo paladeado (sigue el partido en directo en AS.com). En la soledad del futbolista le dio vueltas a lo que supondría este batacazo. Un golpe letal para Argentina, para Leo, para el Mundial. Las cuentas son claras: si pierde la Albiceleste, está fuera.

Nadie quiere hablar de ello, ni pensarlo, y el trabajo de estos días ha sido más de recuperación mental que física. El gemelo sobrecargado de Leo Messi, aunque molesto, está bien. Las fuerzas anímicas se han ido reestableciendo después del mazazo que supuso perder ante Arabia Saudí en el estreno. Nadie esperaba un inicio tan calamitoso. El empate en el otro partido del grupo, sin embargo, abrió las aguas.

Scaloni moverá el árbol en busca de nuevos frutos. Caerán del once Tagliafico, Romero y el Papu para introducir a Acuña, Lisandro Martínez y Enzo Fernández. Quizá no sean los únicos cambios. Nadie está a salvo ya tras la debacle ante los saudíes salvo Messi. De Paul, Paredes y hasta Di María son otros de los que se pueden ver amenazados. Dependerá del grado de calentón del técnico, que ha ido bajando, como el del resto de argentinos, según pasó el primer encuentro y llega el siguiente,

El Tata Martino, en peligro

Argentina no cae en la primera fase de un Mundial desde 2002, aquella hecatombe que le costó a Bielsa la fama y seguramente una mayor carrera de la que ha tenido. Tras haber conquistado la Copa América el pasado verano en Brasil, un adiós prematuro en Qatar sería muy difícil de digerir.

La grada volverá a teñirse de celeste y blanco gracias a los 40.000 aficionados argentinos que han llegado a Qatar durante estos días. Una lástima para ellos que puedan hacer de todo menos jugar y marcar goles, porque pocas aficiones hay en el mundo capaces de alentar a su país como esta. Quizá, precisamente, la mexicana, su rival de hoy, que copará la otra mitad del estadio.

No anda bien México, que llegó en plena guerra civil con el Tata Martino y no solucionó sus problemas en el debut a pesar de rescatar un empate ante la Polonia de Lewandowski. El técnico del Tri, exseleccionador argentino, vivirá un duelo especial, con el corazón dividido. Por un lado tiene la necesidad de llevar a México tan lejos como le pide su hinchada y por el otro sufre por no ser él quien quede como aquel que sentenció definitivamente a Messi, rosarino como él, padrino suyo en el Barça, motivo de que un día alcanzara el Camp Nou y la selección argentina.

Otro argentino, Funes Mori, puede ser la alternativa del Tata en ataque en lugar de Henry Martin, y Charly Rodríguez puede encontrar un puesto en el once para dar más juego al mediocampo.

Los mexicanos nunca han superado los cuartos del Mundial, lo que ellos llaman el quinto partido. Para conseguirlo deben dejar en la cuneta al que todos pensaban que era gran favorito, Argentina, la selección que perdió 36 partidos después y se ha complicado el Mundial, el país que no quiere ver llorar a Leo Messi, el que nunca imaginó llegar a esta situación límite a las primeras de cambio.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?