SELECCIÓN ARGENTINA

La muralla albiceleste

Con la victoria ante Uruguay, Argentina sumó una nueva victoria con el arco en cero y suma otros noventa minutos imbatida con Dibu Martínez, Cuti Romero y Nicolás Otamendi en cancha.

Buenos Aires
0
La muralla albiceleste
ERNESTO RYAN AFP

Argentina volvió a demostrar que el equipo sabe sufrir en determinados momentos del encuentro. Como en otros partidos de la era Scaloni, metió el primer gol del encuentro y después le costó encontrar el juego. Eso puede ser peligroso, porque el equipo rival se viene encima y puede hacerte sufrir, pero cuando la línea defensiva está con confianza, los riesgos son menores.

Si tenemos que buscar alguna figura en el día de ayer, casi todos coinciden en dos nombres: Dibu Martínez y Cuti Romero. Además del arquero y del central, podemos añadir a Rodrigo De Paul, pero hoy vamos a centrarnos en ellos y sumar a Nicolás Otamendi.

Con los dos centrales y el arquero en cancha, Argentina llegó a 576 minutos sin recibir gol. Son números espectaculares, ya que siempre que jugaron juntos el arco quedó en cero. La solidez defensiva de Cuti Romero ayudó a mejorar el nivel de Otamendi, que se encontró con regularidad en el Benfica, creando una gran dupla central, algo que durante muchos años Argentina no tuvo.

Por otro lado, el arquero. Ayer fue la gran figura, con atajadas a Nández o Vecino que salvaron al equipo. También pudo cometer un error, pero la fortuna hizo que el tiro de Álvarez pegase en su pie y no entrara. Al Dibu le sale todo y encima tiene tiempo para hacer feliz a un chico al término del encuentro, regalándole la camiseta.

Todos dicen que los equipos se hacen de atrás para adelante y esta Argentina sabe sufrir. Con estos jugadores a este nivel, todo es más fácil, porque los de arriba se sientes confiados y eso es algo que no se entrena.