SEL. ARGENTINA | MUNDIAL FUTSAL

Basile: "Ojalá podamos darle una alegría a la Argentina"

El jugador de la Selección sueña con ganar otro Mundial y, en el mano a mano con As, le agradece a Messi por el apoyo: "Nos pone contentos que el mejor nos mire".

0
Basile: "Ojalá podamos darle una alegría a la Argentina"
Alex Caparros - FIFA FIFA via Getty Images

La Selección Argentina de Futsal tiene paralizado a un país, que acomoda sus horarios para seguir a los chicos que dejan bien en alto la bandera en el Mundial de Lituania. Este domingo, el elenco albiceleste disputará la final ante Portugal, en donde irá en busca del bicampeonato, y la ilusión dentro de la concentración crece con el correr de las horas.

Mientras se toma unos mates, Santiago Basile, uno de los históricos del actual plantel, atiende a As y da detalles de lo que va pasando por su cabeza en las horas previas al duelo contra los europeos.

- ¿Cómo está tu cabeza ante otra final del mundo? No es algo normal...

- "Estar en Mundial es una sensación muy linda. Todo lo que viene pasando desde el partido contra Rusia, además del de Brasil, rival al que nunca le habíamos ganado, hace que tengamos que manejar las ansiedades para enfocarnos en lo que viene, que es lo más importante. Todo lo que hicimos hasta ahora no tendría valor si el domingo no nos llevamos la victoria contra Portugal".

- ¿Y cómo hacen para convivir con la presión lógica de un partido así?

- "Es difícil manejar la ansiedad. Cada uno tiene sus maneras de distraerse: algunos miran series, otros escuchan música para relajarse, pero creo que nadie te prepara para manejar esa ansiedad. Ni nosotros, que hace cinco años jugamos una final del mundo, tenemos el secreto. Hay que olvidarse lo que está pasando en el exterior y centrarse en la competencia para llegar a lo más alto de vuelta".

- Varios de tus compañeros hicieron foco en la importancia que hay puertas para adentro.

- "Hay un grupo excelente y eso siempre lo remarcamos. Se nota mucho en la cancha, que es el momento donde realmente necesitamos esa unión. Todo esto es muy personal, pero siempre bajamos la línea de que todavía no conseguimos nada, que queda lo más importante, y que las cosas exteriores no pueden desviarnos de nuestro foco principal".

- ¿Son conscientes del lindo revuelo que están armando acá en Argentina?

- "Todo lo que pasa es hermoso, no te lo voy a negar. Nos pone contento, nos gusta, sobre todo, por la disciplina. Siempre decimos que el futsal nos dio más a nosotros, que nosotros a él. Pero hay que tener un tiempito corto para la prensa, para la gente, ya que no hay que desviarse nunca del objetivo que tenemos. Ya va a haber tiempo para la repercusión de los mensajes, de los saludos, de los que te hablan y por ahí ni conocés. En este momento, no tiene sentido desviarnos".

Cuando le toca responder sobre el acompañamiento de Lionel Messi, Ángel Di María, Leo Paredes y Rodrigo De Paul, entre otros, a Basile se ilumina la cara. Casi como no creyendo que el mejor jugador del mundo y los campeones de América en el Maracaná se tomen un rato para saber cómo le fue a él y a sus compañeros. Los sueños se viven despierto.

- Hasta Leo Messi los mira...

- "Nos pone contentos que el mejor del mundo, nuestro ídolo, nuestra bandera nos mire. Lo hace terrenal, es lo que haría cualquier argentino. Seguramente, Leo también mirará otros deportes. Pero haber tenido llegada a ellos, que encima lo comparten, nos alegra. Al fin y al cabo, somos los mismos, toda gente humilde, de grupo, que tiene el objetivo de poner a la Selección Argentina arriba. Eso último nos hace iguales".

- Entre tanta exigencia, ¿hay algún lugarcito para el disfrute o es imposible ahora?

- "Hay que encontrar el equilibrio para disfrutar de todo lo que está pasando y parar un poco la pelota y centrarnos en la final, que es lo más importante. Después del Mundial, vamos a tener tiempo, pero ahora sabemos que no podemos bajar en nada. No queremos desperdiciar esta chance".

Al entrar al vestuario, el plantel argentino siempre encuentra la ropa doblada, los botines en el piso, el parlante con música sonando y los rituales que hay que seguir a rajatabla. En el pecho de la casaca está el escudo que parece ser el de siempre, pero no lo es. Para Basile, eso es algo que quedará grabado en su memoria eternamente.

- La AFA tuvo un gran gesto con ustedes: cambiaron el escudo en la camiseta.

- "Sinceramente, es algo hermoso. Nos separa un poco de los mundiales del 78 y el 86, y te hace sentir un poquito más especial. Pase lo que pase, nosotros siempre vamos a llevar el escudo con esa estrella (la del 2016) en el pecho. Si ganamos el domingo, volveremos al escudo de cancha de 11, ja. La palabra más importante es orgullo, sin dudas".

- Para llegar hasta acá, tuvieron que soportar ese segundo eterno contra Brasil.

- "Por suerte hoy es algo anecdótico y gracioso. A Lea (Cuzzolino) le pasó por pensar de más, ja. Lo tomamos como algo más que tenía que pasar para que ese partido sea aún más emblemático. Por suerte nos podemos reír de la situación".

De lo que ocurra el domingo se habla poco y nada. El "Cerebro" -como lo apodaban durante su paso por Boca Juniors- se aferra al paso a paso, pero deja en claro que en su cabeza también lugar para pensar en otra vuelta olímpica.

- ¿Cómo te imaginás el domingo a la noche (hora lituana)?

- "No nos entra un pensamiento negativo, estamos positivos. Tenemos confianza, no confiados, y creemos en el trabajo que venimos haciendo y en los compañeros. Ojalá que podamos festejar y darle toda una alegría a la gente argentina, que nos está bancando muchísimo".