BOCA - RIVER

Ramírez ilusiona a Boca

El volante cuajó un gran debut con el Xeneize, donde forzó 5 de las 6 amarillas que se mostraron a River, y sufrió un contratiempo que lo mandó al dentista

0
Ramírez en su debut con Boca
@BocaJrsOficial

Juan Edgardo Ramírez, volante de 28 años y ex de San Lorenzo entre otros, recaló hace tan solo unos días en el club Xeneize, y en su primer partido, nada menos que un Superclásico, ya ha sembrado la ilusión entre la hinchada de Boca tras cuajar un gran partido donde fue lo mejor de un equipó que eliminó a River Plate en los penaltis pese a jugar un partido muy discreto.

Ramírez ha firmado por 3 años con los de azul y oro, un refuerzo para el centro del campo que promete dinamismo, transiciones rápidas y un buen trato de balón en la sala de máquinas, forzó ayer 5 de las 6 tarjetas amarillas que el colegiado mostró a River Plate, un factor importantísimo a la hora de frenar a un 'Millo' que se mostró más intenso en el encuentro, y que tuvo que dar un paso atrás para evitar una expulsión en alguna pérdida con líneas adelantadas.

La primera cita de Ramírez en Boca será con el dentista

El jugador nacido en Merlo tuvo un gran debut en lo personal, a lo que sumó la eliminación del eterno rival en Copa, y que solo se vió empañado por un contratiempo fruto de ese intento de los de Gallardo por frenarle en transición. Ramírez sufrió durante el encuentro un impacto en su cara, que le provocó la pérdida parcial de un diente en un choque con Héctor David Martínez. El centrocampista de 28 años le restó importancia al suceso, argumentando que: "No pasa nada, son jugadas del partido". A su vez, Ramírez se negó a enseñar el resultado de ese golpe en su dentadura: "No voy a mostrar porque es un desastre, me falta un pedazo de diente", comentaba el futbolista en tono amable a la salida del estadio dirigiendose a la prensa.

Ese momento de charla con los medios a la salida del partido con su auto dejó una imagen curiosa, cuando sus compañeros Weigandt y Almendra detuvieron su marcha cerca de Ramírez para reclamar en voz alta: "Mostrá el diente", petición que fue denegada por Juan, que aún tenía su boca resguardada tras el barbijo.

Un fichaje que da aire a la medular Xeneize

Ramírez, en un solo partido con su nuevoclub, ya ha demostrado todo lo que le puede dar en estas próximas temporadas a los de La Ribera, un jugador que promete imprimir ritmo al juego, que goza de un estilo muy dinámico y que puede romper líneas con facilidad por su propia cuenta. Ramírez se mostro en el Superclásico como un jugador asociativo, pero que en momentos puede ejecuar un fútbol de conducción y vertical. El centrocampista parece junto al recién llegado Advíncula, el refuerzo más notable de Boca en este mercado, un equipo que a día de hoy solo se ve necesitado de un ariete de garantías para dar un salto que lo iguale al nivel cualitativo dentro de la cancha que está mostrando River Plate.