ENTREVISTA AS | NAHUEL MOLINA

"Crecí mirando al Barcelona, a Messi y a Alves"

Nahuel Molina, una de las grande sensaciones en la Serie A con Udinese, analiza para As su gran año, las opciones de futuro y de estar en la Copa América.

¿Qué tal le va, Nahuel?

Muy contento por el año, por la temporada, por el equipo. Estoy disfrutando mucho en Udinese y en Italia.

Es uno de los laterales de moda en el Calcio...

He cumplido los objetivos, sí. En mi primera temporada en la Serie A estoy teniendo muchos minutos. En adelante quiero seguir jugando y sumar los puntos que necesita el equipo.

¿Se esperaba estar a este nivel tan pronto?

Cuando llega a Europa siempre uno está con ilusión. Pero entiendo que hay un proceso de adaptación, por suerte se me dio bien y estoy jugando mucho. Más de lo que me esperaba. Hay muchos argentinos en el equipo y eso me ayudó.

¿Por qué apostó por Italia?

Tenía claro venir a Udinese, más que Italia, sobre todo porque fue el club que confío en mi.

¿Qué referentes tuvo hasta ahora?

Crecí con el Barça como máximo referente. Lo que uno veía en la tele o escuchaba del fútbol europeo, el Barça era lo más. Por ejemplo Dani Alves, al que veía muchísimo. Yo entonces jugaba de volante y estaban Iniesta o Xavi, que me gustaban mucho.

¿No fue lateral de origen?

No, jugaba adelante y luego con distintos técnicos en las inferiores en Boca me fueron cambiando de posición.

¿Qué laterales le han marcado?

Alves, Zanetti, Lahm... han sido mis referentes.

¿El fútbol italiano se adecúa a su crecimiento?

Es mi primer año en Italia, pero se nota que es un campeonato complicado y en el que todos los partidos son finales. Es un torneo importante.

¿Udinese puede ser un club trampolín para usted?

Uno sueña con jugar en otros clubes, pero mi cabeza está en Udinese. El club me demostró esa apuesta hacia mi y debo ser agradecido. Más adelante ya se valorará.

Pero ya hay clubes interesados, se habla de Inter y Atlético.

El interés de otros clubes es el premio al tabajo y a estar a la altura en Udinese. Si llega la opción, ya se verá.

¿Le gusta la Liga?

Claro. Ya le digo que crecí con esa mirada del Barcelona, del Madrid, también del Atlético... Lo he seguido siempre y sería otro sueño jugar allá como el que es ahora jugar en Italia.

¿De dónde procede usted?

De Embalse, provincia de Córdoba. A los 11 años me fui de allí a jugar a una Escuelita del Barcelona en Buenos Aires. Después de dos años pasé a Boca.

¿Fue un gran sacrificio irse de casa siendo tan joven?

Desde los 11 años mi familia hizo un esfuerzo, porque fue más suyo que mío, al dejarme ir tan pronto. Fue más difícil para ellos que para mí. Es como si ellos hubieran llegado a Primera. Lo viven de una manera casi más intensa que yo, que soy el que juega.

Será un ídolo en su pueblo...

No lo veo así. Soy uno más. Es lindo el reconocimiento de Embalse, en cualquier caso.

¿Qué le impactó más de Italia?

Le podría decir nombres: Ibrahimovic, Cristiano, Dyabala, Cuadrado... son jugadores de la élite del fútbol. Me impactó la diferencia de ritmo entre Argentina y el fútbol italiano. Todo es mucho más táctico. Yo no estaba acostumbrado. Me costó bastante encontrar ese ritmo.

Y está marcando goles...

Nunca fui goleador desde que soy lateral. Ayuda también que al jugar con cinco atrás nos da la posibilidad de llegar alto a los laterales. Hice dos goles y espero que puedan llegar más.

¿Confía en estar en la Copa América con Argentina?

Con el tema de la pandemia no me tocó estar. Tengo la ilusión, pero nunca he ido y creo que ya hay un grupo formado y es difícil entrar en un equipo que viene tiempo jugando junto. Quedará en decisión del cuerpo técnico, a mí me encantaría estar.

Scaloni fue lateral y jugó en Italia como usted.

Sí... y varios partidos estuvieron por acá viendo jugadores, pero no tuve la posibilidad de hablar con él.

¿Se imagina jugando con Messi?

(Suspira) Messi, no se encuentran palabras para definirlo. Crecí viendo al Barcelona y mirándolo a él... Para un argentino es lo máximo. Sería un sueño jugar en la Selección y más con él. Es un ídolo mundial.