RIVER PLATE

Un buen punto de partida para River en Brasil

Aunque durante buena parte del encuentro fue dominador y estuvo en ventaja, el Millonario consiguió un empate bastante valioso en su debut en la Copa ante Fluminense.

0
Un buen punto de partida para River en Brasil
SILVIA IZQUIERDO Pool via REUTERS

La primera presentación en la edición 2021 de la Copa Libertadores tuvo gusto a poco para los hinchas de River, que sintieron durante más de una hora la victoria en sus manos y vieron cómo se les escurría en una desatención defensiva que derivó en el gol de Fred.

Sin embargo, la bronca del triunfo que no fue se matizó con el transcurrir de las horas y, en particular, al comprender una vez más las dificultades que plantea un certamen que no admite errores por la jerarquía de los rivales y que es por demás exigente para todos los participantes.

Aunque el Millonario se acostumbró -y mal acostumbró a muchos- a simplificar partidos difíciles y a asumir el protagonismo en contextos en los que históricamente le costaba hacerlo, una visita a Brasil sigue siendo una prueba de fuego. Y el equipo de Gallardo volvió a superarla en el arranque de un nuevo camino copero.

Fue el Muñeco, en su conferencia de prensa, el primero en dejar de lado el malestar por los dos puntos perdidos para poner en la balanza lo positivo que mostraron sus dirigidos: "Jugamos en el Maracaná contra un grande de Brasil. No es fácil venir y tomar el control del partido. Si bien no lo transformamos en situaciones, yo valoro mucho lo que hicimos. River es un equipo que juega siempre igual y los rivales lo respetan".

En su última frase, quizás se encuentre el principal argumento para seguir creyendo en el interminable espíritu competitivo y la autoconvicción de un proyecto que fue renovando sus planteles pero ya lleva ocho presentaciones sin perder en tierras brasileñas por la Libertadores, contra ocho oponentes diferentes.

También es cierto que el "jugar siempre igual" puede interpretarse como una virtud, en tanto se sostiene una idea y se imponen las condiciones propias en cualquier encuentro, o como una cuestión a revisar de un equipo con nociones claras que a veces debe saber adaptarse mejor a ciertas circunstancias.

"No sostuvimos el resultado porque fuimos a buscar el segundo gol y en una pérdida de pelota nos convierten con espacios que concedimos por nuestra búsqueda", analizó el DT. En 2019, le había pasado en la recordada final contra Flamengo en Lima, con mucho más para perder y en un momento mucho más decisivo del partido.

Lo saludable es que esta vez ocurrió en el debut y que los de Núñez suelen capitalizar estas fallas para transformarlas en aprendizajes y seguir moldeando una propuesta que casi siempre combinó autoridad con inteligencia.

Más allá de esa desconcentración que costó el empate y de la falta de creatividad para profundizar el dominio en la que también hizo hincapié Gallardo en su análisis, el punto resultó valioso en busca del objetivo de la clasificación a octavos de final.

Junior e Independiente Santa Fe igualaron entre sí y dejaron la tabla de posiciones con todos los equipos emparejados, como al comienzo. Pero River ya dejó atrás el que era, a priori, el desafío más peligroso del Grupo D en condición de visitante. Desde la próxima semana, buscará levantar otro pilar que le permita sostener su ilusión continental: hacerse fuerte en el Monumental.