BOCA JUNIORS

A paso lento, pero firme: Boca muestra una notoria mejoría

El Xeneize dejó atrás los planteos mezquinos y apostó por el fútbol en el medio. Los pibes, grandes responsables de este presente. Ahora, a mantenerlo.

A paso lento, pero firme: Boca muestra una notoria mejoría
POOL Pool via REUTERS

Boca encontró, en menos de una semana, un poco de tranquilidad. El equipo sumó dos victorias al hilo, frente a Atlético Tucumán y The Strongest, pero hay algo aún mucho más importante que los seis puntos acumulados: el nivel de juego y la inteligencia para afrontar ambos partidos.

La crítica popular pedía algo que no le puede faltar a ningún equipo que aspire a ser protagonista en todos los frentes: generación de fútbol en la mitad de la cancha. Hasta hace poco, el Xeneize era un equipo completamente vertical, que buscaba a sus máximas figuras (Tevez, Cardona y Villa) para salvar la ropa e intentar el famoso "ganar como sea". Por suerte, eso parece haber cambiado.

Los juveniles de la zona central del campo (Alan Varela, Cristian Medina y Agustín Almendra) le aportaron dinámica y creación a los dirigidos por Miguel Ángel Russo, el entrenador que apostó por ellos para empezar a torcer el rumbo de esta historia. Los canteranos estuvieron a la altura, se plantaron en el hostil Hernando Siles de La Paz, Bolivia, y ahora tendrán el desafío más difícil: mantenerse.

El último campeón argentino está lejos de ser el equipo ideal, pero al menos mostró aspectos positivos de cara al futuro inmediato. Su agenda no da respiro y durante las próximas cuatro semanas tendrá, como mínimo, dos encuentros en un lapso de siete días. Por eso, será fundamental que los de la Ribera se afiancen a esta idea de jugar al fútbol en cualquier cancha y se alejen de esos planteos mezquinos que provocaban dolor de ojos. Y jugar al fútbol no significa hacer 50 pases antes de convertir, sino tener inteligencia para saber cuándo sí y cuándo no.