INGLATERRA

Un futuro incierto para Lanzini

El jugador del West Ham, que no ha tenido continuidad debido a las lesiones desde 2018, se enfrenta con un futuro lleno de dudas dentro del club londinense.

0
Un futuro incierto para Lanzini
Pool Getty Images

A Manuel Lanzini la carrera le cambió de golpe en las vísperas para el Mundial de Rusia 2018. Con el argentino realizando una gran campaña con el West Ham, asentado en un equipo que podía comenzar a ser suyo dentro del terreno de juego, una lesión en el ligamento cruzado anterior le puso sobre el alambre. El duro golpe de no ir al Mundial cuando más sonaba su nombre como una de las piezas que podían ganar importancia con Jorge Sampaoli, unido a la incertidumbre de la vuelta tras una lesión de esta magnitud, pusieron su futuro en entredicho.

En los Hammers quisieron ofrecer confianza y estabilidad, y Lanzini firmó un nuevo contrato con el club londinense en agosto de 2019, llevando a cabo una renovación que mantendría al argentino hasta 2023 si nada se torcía. Desde entonces, las lesiones han sido un impedimento para ver al mejor Lanzini. Aquél que a partir de la temporada 2016-17 parecía destinado a comandar un equipo que no encontraba su mejor rumbo, y hacerse un hueco en la albiceleste para respaldar a un Messi que parecía necesitar caras nuevas a su lado.

Varios años después las dudas no han hecho más que incrementarse en la carrera del de Ituzaingó. Con una gran cantidad de lesiones que le han hecho no tener continuidad, Lanzini ha visto cómo su importancia en el centro del campo o tres cuartos de campo ha decrecido dentro del equipo. Incluso en los momentos que ha estado apto para jugar, su presencia no ha sido de la misma forma que anteriormente. Las incorporaciones que ha hecho el West Ham, además, han ido dando relevo en el ataque, aprobando con nota en cada partido que han disputado para que el West Ham volviera a ser competitivo.

Las llegadas de Jarrod Bowen, Fornals o Benrahma ponen de manifiesto la dificultad que puede haber en este momento para hacerse un hueco en tres cuartos de campo, y también para ser una pieza relevante en el futuro del equipo. A sus 28 años, las lesiones han vapuleado la carrera de Lanzini, y parece que David Moyes tendrá que decidir si contar con uno de los jugadores más queridos por la afición hammer o hacer hueco en vistas a un nuevo futuro.

Más allá de la decisión que tomen en el club en el futuro, Lanzini siempre ha mostrado ser un futbolista sacrificado y predispuesto a aportar. Tanto de interior en el centro del campo o en cualquier zona de tres cuartos de campo, puede ser alguien que ayude al West Ham a conseguir sus objetivos mientras se aclara su futuro. Mientras todo esto sucede, queda de momento el buen sabor de boca de su gol frente al Tottenham en la presente temporada. Aquél momento que podría dejar la huella del Lanzini que fue y no ha vuelto a conseguir ser.