River 3-0 Rosario Central

River goleó a Rosario Central en su vuelta al Monumental

El Millonario tuvo una buena producción en su regreso a casa luego de casi un año y venció 3-0 al Canalla, con goles de Borré, Montiel y De La Cruz.

River goleó a Rosario Central en su vuelta al Monumental
ALEJANDRO PAGNI AFP

Después de casi un año, River volvió a su casa para recibir a Rosario Central por la segunda fecha de la Copa de la Liga y lo hizo con una victoria categórica, en un partido en el que fue de menor a mayor.

En los primeros minutos, a los dos equipos les costó adaptarse al nuevo campo de juego y la evidente diferencia en el andar y el pique de la pelota hizo que todos los futbolistas tuvieran dificultades para el traslado y los controles.

Pero de a poco, el Millonario se fue sintiendo más cómodo y, con su habitual estilo de presión en campo contrario, forzó algunos errores del fondo visitante que lo acercaron a la apertura del marcador.

Rafael Borré, errático en los últimos metros, desperdició un par de oportunidades claras frente a Jorge Broun en la primera mitad, aunque también demostró su oportunismo de goleador para darles la ventaja a los dueños de casa antes del descanso.

Tras un tiro de esquina desde la derecha, el colombiano corrigió un anticipo ofensivo de Paulo Díaz y empujó la pelota a la red en posición dudosa para establecer el 1-0.

El Canalla, que tenía problemas para generar juego asociado pero iba al frente con sus armas, tuvo en el arranque del complemento un par de minutos fatídicos que lo sacaron del encuentro de manera definitiva.

Primero, luego de un desborde de Fabrizio Angileri, Joaquín Laso intentó cubrir con el brazo extendido, impactó el balón entre el pecho y la axila y el árbitro Fernando Rapallini sancionó penal. Gonzalo Montiel no dudó y con un fuerte remate amplió la diferencia. Casi de inmediato, Joan Mazzaco se fue expulsado por una fuerte entrada sobre Nicolás De La Cruz en la mitad de la cancha.

El mediocampista uruguayo, que volvió al ruedo después de una fatiga muscular, tuvo una importante influencia en los ataques riverplatenses y pudo también festejar un gol, con un remate de media distancia que se desvió en el camino y descolocó a Broun.

El resto del encuentro solo sirvió para que los locales tuvieran más chances de estirar el resultado y los rosarinos vieran correr el reloj con la única esperanza de que la goleada no resultara más apabullante.

Gallardo cerró una semana plena, con la presentación de los refuerzos (debutó Agustín Palavecino), el estreno del campo con el que soñaba y un triunfo indiscutible. La próxima semana, River intentará ratificar su levantada frente a Platense.