RIVER PLATE | ENTREVISTA AS

Girotti: "No pienso en salir; primero, quiero disfrutar en River"

Federico Girotti (21), una de las perlas de River, analiza para AS cómo ha sido el 2020 y lo que espera de 2021, el que puede ser su año de confirmación en la élite.

0
Girotti: "No pienso en salir; primero, quiero disfrutar en River"

Federico Girotti (02/06/1999, Acassuso, Argentina) es un futbolistas con las ideas claras. A pesar de su edad (21), entiende a la perfección su posición tanto en la vida como en el fútbol. Por eso, no quiere correr. Sabe que tiene la oportunidad de asentarse en un gigante como River y es su principal objetivo. Jugar en Europa puede esperar (de momento). Mientras tanto, realiza su tercera pretemporada con el Millonario en un año muy ilusionante en su carrera.

¿Fue un año raro pero especial para usted?

Si, arrancó 2020 muy raro. Parecía que me iba del club. Se rechazó una oferta del Torino a finales de mercado. Ellos ofrecían 4 millones de euros por el 100% de mi pase. Tuve una charla con Gallardo. Me invitó a que me quedase y a que fuese parte del proyecto. Me tocó debutar en marzo, en la Copa Libertadores, aunque perdimos. Y después llegó la pandemia y entrenando en casa.

¿Cómo recuerda el confinamiento?

Fue complicadísimo. Entrenaba en un balcón y hacíamos los entrenamientos por videollamada. Se me caía la pelota al jardín del departamento. Era un caos. Después de dos o tres semanas con pelota, se me cayó varias veces. Un día me enojé y me desconecté. No tenía un espacio para hacer todos los trabajos. En agosto, ya pudimos empezar a entrenar todos juntos y yo arranqué con el plantel profesional. Era mi segunda pretemporada, pero la primera había sido muy corta. La disfruté mucho.

¿Recuerda el partido contra Palmeiras con pena o con orgullo?

Fue una noche muy especial para nosotros, más allá de quedar fuera. Teníamos todo planeado para dar el golpe. El técnico, antes de arrancar el partido, nos propuso una idea de juego que salió tal cual lo habíamos planeado. No le tuvimos miedo a nada. Fuimos con el estilo que nos representa. Nos fuimos con bronca obviamente, pero también orgullosos. Más allá de lo que haya pasado con el VAR, de las polémicas arbitrales… eso, para nosotros, es algo extra. Creo que la gente se sintió representada con lo que vio. Jugamos muy bien. Fue uno de los mejores partidos del semestre, pero así es el fútbol.

¿Qué tan importante es Gallardo para el grupo?

Él es la cabeza del grupo. Sabe entrarle a cada jugador. Sabe el potencial y las debilidades de cada uno. Te lleva al límite para que perfecciones todos los aspectos. También hay que hacer una mención a su cuerpo técnico, que comparten el mismo proyecto. Es el mejor técnico de Sudamérica lejos. No hay nadie que se le acerque. Y uno de los Top-5 en el mundo. Lleva a cada jugador a su mejor versión y a que se juegue como él quiere. La idea siempre es atacar, y en los seis años que lleva aquí siempre se mantuvo él y el equipo arriba.

Y, personalmente, ¿cómo trata a los jugadores?

El trato es algo especial. Cuando te ve bajo de ánimo, te habla, se pone encima de ti, te marca los errores, te explica… es un técnico que está muy presente en el día a día. Lo tiene todo controlado. Es algo para destacar, porque siempre que se van jugadores al exterior, aparecen nuevos. Él se encarga de pulir a los que vienen de atrás meses antes para que, cuando les toque rendir, ya estén preparados.

Últimamente habéis salido varios jugadores de las inferiores que os estáis asentando en el primer equipo, ¿qué opina del trabajo de la escuela de River?

Cuando Gallardo asumió, planteó un proyecto en las inferiores y a ha dado sus frutos. Tenemos a Montiel, Martínez Quarta, Palacios… todos jugadores que ya están en Europa o que tienen nivel para irse. Es un trabajo de años en el que se entrena de la misma forma que se hace en el primer equipo, buscando las mismas posiciones en el juego y siempre a máxima intensidad. Entonces, cuando llegamos a Primera, ya tenemos una base muy importante y lo único que nos queda es agarrar el ritmo.

Respecto a Montiel, tanto él como otros jugadores podrían marcharse en este mercado, ¿cómo lo viven en el vestuario?

Todos los jugadores buscan dar el salto. Entiendo que es muy importante en lo personal para la carrera de cada uno. Es el sueño. Los que se estén por ir, muy contento por ellos. Si se marchan es para jugar con los mejores del mundo. Aún así, nosotros tenemos equipo para pelear todos los frentes. Lo venimos demostrando desde hace años. Lo importante es mantener es la base, pero a pesar de que tengamos algunas bajas, podremos seguir peleando.

Hablando de jugar en Europa, ¿se pone algún plazo para dar el salto?

No me pongo plazos. Primero quiero disfrutar acá. Jugar más regularmente para ir aprendiendo más conceptos y, cuando esté realmente preparado, con una base importante, irme. Me encantaría probar, pero cuando sea el jugador más completo posible para no sufrir ese cambio tan drástico que hay entre Sudamérica y Europa.

¿Qué espera de este 2021?

Ojalá vengan muchas alegrías. Quiero asentarme un poco más en River, jugar más regularmente. Creo que eso llegará de a poco. No tengo que desesperarme. Y si conseguimos asentarnos, capaz, a fin de año o a principios del año que viene, probar en Europa sería buenísimo.

¿Se imagina representando a Argentina en los Juegos Olímpicos?

Ojalá. Me encantaría. Jamás estuve en las inferiores de Argentina. Sé que hay una gran competencia. Hay delanteros de un nivel muy bueno. Pero sería muy lindo. Representar a mi país es lo que más quiero a parte de jugar en River. Sería un paso muy importante.