BOCA JUNIORS

Así llega Rojo a Boca

El defensa argentino apenas ha disputado minutos en los últimos 14 meses, pero llega a Boca con la posibilidad de reivindicarse en esta nueva etapa.

Así llega Rojo a Boca

A Marcos Rojo hace falta volver a verle sobre el césped con continuidad para poder hablar de certezas en cuanto a su rendimiento. El que en su día fuera uno de los defensas que mejor nivel estaban dando en el Manchester United, se vio frenado por las lesiones para seguir progresando en los red devils y continuar con un puesto en el equipo titular atrás. Y por los problemas físicos y la llegada de Solskjaer, que no ha contado con él, seguramente se haya visto obligado a dar un paso distinto en su carrera volviendo a Argentina.

Rojo no juega con el primer equipo del Manchester United desde noviembre de 2019. El argentino no ha entrado en los planes del actual entrenador, y pese a que en un principio el defensa de La Plata afirmó que el noruego le había trasladado que contaba con él, las oportunidades para que se hiciera un hueco no han llegado con el paso del tiempo. El último partido disputado por Rojo en el Manchester United ha sido con el equipo U23, en la Premier League 2. Disputó 45 minutos ante el Everton U23 en octubre de 2020, y a partir de ahí su aportación en el club se ha visto frenada.

Las lesiones han sido un punto de inflexión en la carrera de Rojo en Inglaterra. Algo que ha pesado para que dejara de ser una opción para los red devils. Algo a lo que se unió las apuestas de jugadores como Luke Shaw en el lateral izquierdo y Maguire en el centro de la defensa. Dos posiciones en las que había repartido sus minutos y le cerraban la puerta (Maguire jugando además en el perfil izquierdo como central) para volver a ser útil.

¿Qué puede aportar Marcos Rojo a Boca?

Marcos Rojo, además de recorrido en competiciones importantes, puede aportar a Boca una polivalencia que siempre le ha convertido en un futbolista muy valioso en términos de la plantilla. Un jugador capaz de adaptarse al lateral izquierdo y al centro de la defensa según lo requieran las circunstancias, teniendo además la capacidad de jugar tanto en una defensa con dos centrales como con tres en la línea de atrás. En ese sentido, en el Manchester United demostró tener una gran capacidad de rendir en ambos sitios, elevando el nivel defensivo.

Seguramente en el centro de la defensa es donde acabó encontrando su mejor versión en Inglaterra. También en la posición que se acabó asentando. Siendo un futbolista con una gran envergadura, rápido y con buen desplazamiento de balón, a Boca puede aportarle contundencia atrás y salida desde la defensa. Además de capacidad para abarcar espacios más amplios si la defensa se coloca más arriba.

No obstante, hay que ver cómo llega Rojo a Argentina. Su inactividad le ha llevado a entrenar en más de una ocasión de manera individual y por su cuenta. Algo que él mismo pidió al Manchester United, dándole permiso. Conseguir alcanzar el ritmo competitivo que haga que deje atrás sus problemas físicos y los parones tendrá una gran importancia para que consiga alcanzar una buena versión para la defensa xeneize. Pero en Boca adquieren un central experimentado, adaptable a distintos contextos y formas de jugar según el sistema, que puede partir desde la banda o desde atrás. Y ante todo, un futbolista muy competitivo, algo que puede contagiar a sus compañeros en distintas situaciones.