Lo Celso, entre las lesiones y N'dombèlé

El jugador argentino no está encontrando su sitio debido a las constantes lesiones y un N'dombèlé que se ha convertido en imprescindible para José Mourinho.

0
Lo Celso, entre las lesiones y N'dombèlé

En la temporada del Tottenham lo que está siendo Tanguy N'dombèlé seguramente era lo que se esperaba de Lo Celso. El argentino, que llegó del Betis para ir allanando el terreno ante una posible marcha de Eriksen, no ha conseguido hacerse con un puesto como titular fijo en el equipo. Al menos con regularidad. Si en un principio las lesiones fueron su mayor impedimento para poder agarrar minutos y jugar partidos que le pusieran en ritmo de competición, ahora es también el rendimiento de su compañero francés el que supone un muro para hacerse con un puesto en el once.

Desde que llegó a Inglaterra, Lo Celso se ha perdido un total de 21 partidos con el Tottenham. Lesiones que no le han permitido tener cierta continuidad sobre el césped para ayudar a su equipo en mayor medida. Pese a que cuando ha disputado minutos, abarcando distintas posiciones, las sensaciones han sido en más de una ocasión buenas, no ha sido suficiente para que cada vez que vuelve sea un fijo para José Mourinho.

El reemplazo de N'dombèlé

La temporada de N'dombèlé ha supuesto una competencia más para el argentino. Pese a que el francés llegaba a Londres como un teórico centrocampista, Mourinho le ha acoplado en el carril central por delante de los mediocentros para jugar liberado. Gozando con total libertad de movimientos, el francés es una pieza que hila con los compañeros que tiene atrás y se encuentra con Harry Kane más adelante. Dando pie a que el Tottenham pueda juntar dos de los futbolistas que más daño pueden hacer en el equipo cuando van hacia la portería rival.

Y pese a partir de distintos estilos de juego, seguramente era lo que se podía esperar de Lo Celso esta temporada. Un curso que podía suponer un 'reset' para el argentino, pero que sin embargo se ha visto como primer recambio del francés cuando Mourinho busca dar descanso o cambiar las cosas desde el banquillo. Seguramente un rol que no se esperaba en un principio, y que le complica más las cosas para desplegar su mejor nivel.

Agarrarse a su polivalencia

Aunque las lesiones están suponiendo un impedimento una temporada más para Lo Celso, sin darle respiro, una de las cosas a las que se puede agarrar el jugador del Tottenham es su polivalencia. El técnico portugués le ha probado en distintos lugares dentro del terreno de juego, dando distintos resultados. Como mediocentro, interior, tirado a una banda o incluso ocupando el carril central. Una de las grandes cosas que tiene el de Rosario es que se suele adaptar bien a la posición que ocupe. Y aunque su juego suele tender a lo ofensivo, a la conducción y llegar al área rival, sabe interpretar lo que quiere el equipo para ser útil.

No en todas las posiciones brilla lo mismo, y la falta de regularidad no le permite estar fino cada vez que sale al terreno de juego, pero el Tottenham tiene con Lo Celso un diamante que aún está por pulir en este equipo. Sabiendo Mourinho lo que quiere de él, tendrá que aprovechar los momentos que vayan llegando para que su rendimiento se incremente y pueda hacerse con un puesto en el once. Porque la apuesta del equipo londinense por él fue seria y en vistas a reemplazar a uno de los jugadores más importantes del club en los últimos años. Y porque Lo Celso cuenta con cosas que no tienen otros jugadores de la plantilla. Su visión, su forma de tratar la pelota para llegar arriba con los atacantes y trenzar con los centrocampistas...Lo único que falta es ver un Lo Celso asentado para que pueda luchar por ser importante.