INGLATERRA

Emi Martínez, un seguro de vida

El jugador del Aston Villa es uno de los porteros que más veces ha mantenido su portería a 0 dentro de las cinco grandes ligas europeas.

0
Emi Martínez, un seguro de vida
CATHERINE IVILL Pool via REUTERS

Lo que parecía una sorpresa se ha acabado convirtiendo en una realidad. En su madurez futbolística y sin apenas oportunidades en Europa, Emi Martínez se erigió tras el parón del curso pasado como uno de los nombres propios del fútbol inglés. Algo que se ha extendido a esta temporada con el Aston Villa. El portero argentino es el guardameta con más ‘clean sheets’ en la Premier League, sumando 8 partidos sin encajar gol. Algo que le alza también como uno de los más destacados en las cinco grandes ligas europeas, solo por detrás de Oblak (Atlético de Madrid) y Costil (Girondins de Burdeos) con 9.

Lo que hizo que el Aston Villa no tuviera dudas sobre su apuesta en la portería fue la sobriedad con la que juega Emi Martínez. Algo unido a la necesidad de encontrar regularidad bajo palos. El nivel que está mostrando es algo que le puede permitir abrir la puerta de la albiceleste. La selección de Scaloni no pasa por su mejor momento en la posición, y las actuaciones del platense no pasan desapercibidas mundialmente. Llegar a ser titular en la selección sería para él un sueño, algo que ha mencionado en más de una ocasión.

Una continuidad tardía

La confianza en el fútbol lo es todo. A veces no es aquella que te ofrece el club solamente, sino la que tiene un jugador en sí mismo. En la paciencia que supuso esperar para dar el golpe sobre la mesa en el momento necesario, Emi Martínez siempre se tuvo una gran confianza para tratar de aprovechar las cosas cuando la oportunidad llegara. El Arsenal, que le cedió en múltiples ocasiones a distintos clubes, apenas le otorgó garantías para hacerse con la posición. Por ello, cuando consiguió algo de continuidad como en la temporada pasada, pudo hacer que los rumores a su alrededor se acrecentaran sobre si habían llegado tarde los minutos que estaba disputando. Ahora, con 28 años, por fin ha llegado su momento.

La apuesta del Aston Villa suponía cierto riesgo. Los 25 millones pagados por los villanos ponían sobre la mesa la seguridad que tenían por el argentino, pero también volaba la duda de su rendimiento. ¿Y si lo de Emi Martínez había sido fruto de un buen momento? Pasados unos meses, está claro que en el club de Birmingham sabían lo que querían y lo que el ex del Arsenal les podía dar.

Un perfil completo

Desde que se asentara como titular, Emi Martínez ha demostrado ser un portero que trabaja bien todos los aspectos del juego. Desde el desplazamiento de balón hasta los reflejos bajo palos. Su perfil, que es bastante completo, no deja lugar a la duda sobre el momento que está pasando.

En la salida desde atrás demuestra tener buen pie para distribuir el balón hacia los compañeros que estén a su alrededor, algo que va bien con el poco nerviosismo que muestra ante la presión. Por arriba, tiene la envergadura y altura suficiente como para salir con contundencia y poder imponerse a los posibles remates que traten de hacer los rivales en su área. En los manos a manos seguramente es donde más ha podido impresionar, dado que ha demostrado ser rápido para achicar espacios y dificultar al máximo los remates cuando el jugador contrario parece tener todo a favor. Esto se suma a los grandes reflejos en los disparos desde cualquier distancia (cómo no recordar su parada al Liverpool en el minuto 96).

Como ya sucedió con el Arsenal, en el Aston Villa su presencia ha otorgado confianza y seguridad a la línea defensiva. Porque la figura que tienen detrás los defensas en muchas ocasiones cobra un gran peso para ver buenas actuaciones por parte de estos. Algo que necesitaban los de Dean Smith, y que les está permitiendo también aspirar a una gran temporada. Algo, además, que podría tener su peso para la selección en el futuro.