ARGENTINA

Impuesto de sellos, el motivo por el que los porteños pagarán más por usar la tarjeta en 2021

Los consumos con tarjetas de crédito en cuentas registradas en la Ciudad de Buenos Aires abonarán una nueva alícuota de 1,2%.

Impuesto de sellos, el motivo por el que los porteños pagarán más por usar la tarjeta en 2021

En 2021 entró en vigencia el impuesto de sellos, un nuevo gravamen que deberán abonar quienes hayan registrado una tarjeta de crédito en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

La alícuota del 1,2% fue incluido por el Gobierno de la Ciudad y aprobado en el Presupuesto 2021 por la Legislatura porteña.

¿Quiénes pagarán el nuevo impuesto?

Será abonado en el resumen de cada tarjeta por aquellas y aquellos que hayan registrado dicho plástico con domicilio en Capital Federal. Es decir, no importa dónde resida la persona, si la dirección que haya puesto para la tarjeta (por ejemplo, aquella a donde llega el resumen).

¿Qué es el impuesto de sellos?

Según se explica en la web de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), es un impuesto que  alcanza a las escrituras públicas o instrumentos de cualquier naturaleza u origen por los que se transfiere el dominio o se otorgue la posesión de inmuebles situados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Alcanza, por ejemplo, a los contratos de locación y sublocación de inmuebles en los que se desarrollen actividades comerciales y de viviendas con muebles que se arrienden con fines turísticos, así como también a los actos y contratos de carácter oneroso, siempre que se otorguen en jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -así como también los otorgados fuera de ella y que produzcan efectos en la jurisdicción de la CABA-.

Los responsables para realizar la declaración jurada y respectivo pago de este Impuesto son: en instrumentos privados cualquiera de las partes que firman el mismo, en escrituras públicas el escribano interviniente, en subastas el martillero designado y si el instrumento fuera intervenido por una Bolsa de Comercio dicha entidad.

Las entidades financieras y compañías de seguros también actúan como agentes de recaudación del impuesto.