MUERTE DE MARADONA

Se investiga la ambulancia alquilada que nunca estuvo en el domicilio de Maradona

La administración del barrio comunicó a los vecinos que en el lote que alquilaba el “10” iba a haber estacionada una ambulancia, lo que finalmente no ocurrió.

La administración del barrio comunicó a los vecinos que en el lote que alquilaba el “10” iba a haber estacionada una ambulancia, lo que finalmente no ocurrió.
David Moir REUTERS

El día que Diego Armando Maradona fue trasladado de una clínica donde había sido sometido a una neurocirugía hasta al country San Andrés de Tigre donde finalmente falleció el pasado 25 de noviembre, la administración del barrio privado les comunicó a los vecinos que en el lote que alquilaba el “10” iba a haber estacionada una ambulancia, lo que finalmente no ocurrió, informaron fuentes judiciales.

Los fiscales que investigan las circunstancias de la muerte del excapitán del seleccionado argentino de fútbol campeón en México 86, ya incorporaron al expediente ese comunicado que llegó el 11 de noviembre a los vecinos con el título “Presencia de Maradona en San Andrés” y al que tuvo acceso Télam.

“Estimados vecinos. Cómo es de público conocimiento, desde el día de la fecha, el Sr. Diego Armando Maradona es nuevo inquilino del barrio. Su llegada por la tarde, fue planificada y coordinada por personal de la Guardia, conjuntamente con la custodia personal de Maradona y la delegación policial de Villa La Ñata”, dice el primer párrafo de la comunicación.

“Afortunadamente no se registraron inconvenientes de ningún tipo, más allá del lógico revuelo por la envergadura del inquilino. El Sr. Maradona estará acompañado por sus hijas y familiares, así como de personal médico (una ambulancia permanecerá estacionada en el lote)”, dice el correo electrónico.

Ese dato que está entre paréntesis es el que ahora observan los fiscales, ya que quieren determinar quién le comunicó a la administración del country que iba a haber estacionada una ambulancia en el lote 45 y qué pasó que ello no sucedió.

“Nos estamos preguntando si tenían un plan de internación más serio del que finalmente montaron y qué paso en el medio para que esa ambulancia que anunciaron que iba a estar presente, no apareciera”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales.

En otro tramo de comunicado a los vecinos, la administración de San Andrés también informó que iba a haber “uno o dos custodios que no podrán deambular por ningún lugar común del barrio, fuera de los límites del terreno particular”.

“EI propietario articulará con el Consejo y su personal de custodia, todas las acciones que se consideren necesarias para que su estadía no represente una invasión desmedida a la seguridad y privacidad de los vecinos del barrio, ni al pretendido descanso que Maradona viene a buscar a nuestro barrio”, agrega el texto del correo electrónico.