INDEPENDIENTE 1-2 BOCA

Boca lo dio vuelta y festejó en Avellaneda con gol de Cardona

Silvio Romero había adelantado a Independiente, pero el Xeneize se impuso con goles de Franco Soldano y Edwin Cardona. Triunfo necesario de cara a la Copa.

Boca lo dio vuelta y festejó en Avellaneda con gol de Cardona
Marcelo Endelli Getty Images

Boca salió decidido a imponerse ante Independiente y durante los primeros 15 minutos mostró un buen nivel colectivo, con presencia ofensiva y tenencia de balón en la mitad de la cancha. Pero el Xeneize, que contó con varios juveniles desde el inicio, no pudo mantenerlo en el tiempo, bajó la intensidad, perdió confianza y le cedió protagonismo a Independiente.

El Rojo, de difícil comienzo, empezó a crecer en el juego con Andrés Roa y Alan Velazco, se hizo ancho por los costados y a los 20 minutos se encontró con la primera alegría de la tarde noche: Silvio Romero conectó un gran centro de Fabricio Bustos y, de cabeza, mandó la pelota al fondo de la red. 1-0 para los Diablos de Avellaneda.

El gol le jugó una buena pasada anímica a los locales, que siguieron manejando los hilos del encuentro y fueron ampliamente superiores al elenco de la Ribera, que tuvo jugadores en un nivel demasiado bajo como para pretender algo más. Las indicaciones del DT, el claro ejemplo de que la cosa no salió según lo esperado.

A los 42' llegó la gran polémica: Mauro Zárate, de intrascendente actuación, sacó un centro sobre la izquierda y la pelota pegó en la mano de Lucas González. El árbitro Mauro Vigliano decidió no cobrar penal, como sí lo hizo en la jugada siguiente tras un duro golpe de Gastón Ávila sobre Velazco. Como si esto se tratara de justicia divina, Agustín Rossi le contuvo el remate a Roa y dejó con vida a Boca.

Boca salió decidio a igualar el tanteador, adelantó sus líneas, se paró en campo de juego rival y manejó la posesión. Roa, de lo mejor en Independiente, tuvo la chance de marcar el segundo tanto pero falló su definició a los 3 minutos del complemento. Tiempo después, Franco Soldano tuvo la suya pero falló un cabezazo increíble dentro del área.

Russo movió el banco, sacó a Pulpo González y Obando para que Sebastián Villa y Edwin Cardona salten al campo de juego. El Xeneize tuvo algunas chances más para igualarlo, pero le faltó la eficacia necesaria en los últimos metros. Por su parte, Pusineri también realizó modificaciones con el objetivo de darle aire a sus dirigidos.

Con Cardona haciéndose dueño del juego y aprovechando la pelota detenida, uno de sus fuertes, Boca siguió empujando y a falta de 15 minutos para el cierre, cuando menos lo esperaba, se encontró con el tan ansiado gol: Soldano, con un efectivo testazo, sorprendió a todos y cortó su negativa racha.

Boca siguió yendo al ataque y en una de las últimas se encontró con un verdadero golazo de Cardona, quien remato desde media distancia y colocó la pelota en el palo más lejano del arquero Sebastián Sosa. El colombiano, con destellos de calidad, le cambió la cara al equipo. Un triunfo necesario de cara al partido revancha frente a Racing, por la Copa Libertadores de América.