Boca se llevó un triunfazo de Porto Alegre

Con gol de Carlos Tevez, el Xeneize le ganó 1-0 a Internacional y quedó bien parado en la serie. El próximo miércoles, la revancha en Buenos Aires.

Boca se llevó un triunfazo de Porto Alegre
DIEGO VARA EFE

Para analizar cualquier circunstancia del partido hay que tener en cuenta el estado del campo de juego, que contó con una gran cantidad de agua debido a la tormenta que azotó a Porto Alegre en las horas previas del partido. El drenaje funcionó bien, pero la pelota no circuló con normalidad en ciertos sectores.

Boca realizó un buen primer tiempo y complicó más de la cuenta a Inter, que también mostró sus armas pero la pasó mal por momentos. Con Edwin Cardona sobre la izquierda y con Sebastián Villa picando al vacío, el Xeneize generó peligró y estuvo cerca de romper el marcador. Sin embargo, la falta de eficacia le jugó una mala pasada.

Andrés D'Alessandro se hizo manija del conjunto gaucho, comandó la mayoría de los ataques y, pese a sus 39 años, soportó el ritmo intenso que tuvo el cotejo. Los defensores boquenses respondieron de gran manera y se mostraron sólidos ante cada embestida rival, que dejaron en claro que tienen recursos para llevar la serie a su favor.

El inicio del complemento tuvo a un Boca un tanto impreciso, sin tanto dominio y con espacios entre la línea de los volantes ofensivos y los defensivos. Internacional lo superó, estuvo al borde de quebrar el cero pero no aprovechó un cabezazo a centímetros del arco del Sabandija. Un quiebre, un antes y un después.

Al Xeneize le dieron vida y lo aprovechó. Cuando transcurrían los 63 minutos, Eduardo Salvio robó una pelota a metros del área grande y toco para Carlos Tevez, quien definió de zurda e infló la red. Luego del 1-0, el Apache realizó un emotivo festejo y mostró la camiseta que utilizó Diego Armando Maradona en 1981. Emoción total en Porto Alegre.

Con Cardona haciéndose dueño del balón, y manejando los tiempos, el campeón argentino controló el pleito y Miguel Russo decidió mover el banco para darle aire al equipo: afuera Toto Salvio, adentro Gonzalo Maroni. Por su parte, Inter siguió yendo en busca de la igualdad y estuvo cerca de lograrlo, pero Leandro Fernández estrelló un tiro libre en el palo.

Los minutos corrieron y las piernas cada vez pesaron más. Boca, con mentalidad ganadora, se aferró al triunfo y, más allá de algún que otro ataque de los brasileños, logró el objetivo: convertir de visitante y llevarse los tres puntos. Dentro de una semana, en la Bombonera, el desquite. Mientras tanto, Racing espera en cuartos...