MUERTE DE MARADONA

La enfermera de Maradona grabó "audios reveladores"

El abogado Rodolfo Baqué narró como el Diego echó a la enfermera y las causas que pudieron provocar la muerte del ex futbolista.

0
El abogado Rodolfo Baqué narró como el Diego echó a la enfermera y las causas que pudieron provocar la muerte del ex futbolista.
Rodrigo García EFE

“Si hubiera estado en cualquier otro lugar se habría salvado”, así de claro habló el abogado Rodolfo Baqué, quien representa a Dahiana Gisela Madrid, enfermera encargada del cuidado de Diego Armando Maradona en la casa en la que pasó sus últimos horas para recuperarse de la operación a la que fue sometido días antes.

Baqué se presentó este martes en la justicia en representación de la enfermera que aseguró poseer audios de "conversaciones reveladoras" en un chat que formaban los miembros más cercanos de la familia del Diego y de los médicos que se encargaban de su cuidado. “Presentamos una serie de audios de un grupo de chat donde estaba Madrid y luego fue excluida. Estaban el psicólogo Carlos Díaz; Dalma, Giannina y Jana; la psiquiatra Agustina Cosachov, otro enfermero y Leopoldo Luque”.

El abogado asegura que la enfermera fue contratada dos días después del alta que recibió Maradona en la Clínica Olivos: "La psiquiatra le daba directivas por la medicación y, además, mantenía conversaciones médicas con el doctor Luque".

Además, Baqué asegura que días después su defendida había dejado de atender a Maradona por "la echó". Y que solo se mantuvo en la casa "por si había alguna emergencia". Tras ese sucedo, el abogado narra como desde ese momento "Maxi o Jony se las daban a Maradona". Se refiere a Maxi Pomargo y Jonathan Espósito, sobrino de Maradona“Maradona la echó a ella, al igual que todo el mundo que le impidiera consumir, no hubo nada especial para echarla”, aseguraba después.

Sobre los problemas que atravesaba Maradona declaró lo siguiente: "No sé si era un paciente psiquiátrico. Se infiere que hay momentos en los que estaba desconectado de la realidad, no sé si por consecuencia de las drogas que tomaba, pero si no era psiquiátrico sí era adicto". Además, aseguró que si hubiese sido internado en otro lugar seguiría vivo, "cualquiera de nosotros lo hubiésemos llevado corriendo a un centro asistencial, si se caía, si lo veíamos hinchado, si no lo dábamos medicación para el corazón, hubiésemos preguntado".

Por último Baqué apunta a la causa que acabó con la vida del Pelusa: "El efecto colateral de la medicación que le daban es acelerar el ritmo cardíaco, con lo cual debía tomar un betabloqueante. Deberían haberse tomado los recaudos".