MUERTE DE MARADONA

"Maradona tenía la inquietud de conocer bien cómo era el Barça y la ciudad"

Raúl Longhi, ex jugador del Espanyol, fue la persona que recibió a Maradona en Barcelona y cuenta para AS intimidades del Diego en la ciudad condal.

"Maradona tenía la inquietud de conocer bien cómo era el Barça y la ciudad"

Raúl Longhi (Mar del Plata, Argentina, 17 de mayo de 1952) es un ex jugador y actual técnico. Tras jugar en Kimberley de Mar del Plata, fichó por el Sant Andreu antes de jugar en el Espanyol, donde dejó huella. Girona y L'Hospitalet fueron sus otros dos clubes. Durante su carrera en Barcelona tuvo el placer de ser una de las primeras personas en recibir a Maradona y hacerle conocer la ciudad.

Longhi cuenta que conoció a Maradona a través de otro gran jugador que fue compañero de Diego, Miguel Ángel Brindisi: "Fue curioso cómo lo conocí, fue a través de Brindisi, que habló con él y le hizo el comentario de que yo estaba aquí en Barcelona. Cuando llega Diego, me llama Cysterpiller y me dice que les gustaría ir a ver el Trofeo Ciudad de Barcelona (que organizaba el Espanyol) y a partir de ahí fui con ellos y tuve la oportunidad de vivir con ellos algún asado, algún cumpleaños y tuvimos una relación amistosa muy buena".

El fallecimiento de Maradona fue una dura noticia para Longhi, que se había ilusionado con una mejoría tras su operación de hace semanas: "Fue una sorpresa lo del Diego, las últimas noticias que había era que estaba mejorando y fue muy triste. Tuve el placer cuando vino aquí a Barcelona y en ese momento fue un chico humilde, agradable, humano, sencillo... con una naturalidad increíble y siempre tuve ese recuerdo de él como persona, a parte de lo que fue él como futbolista".

La necesidad del entorno para Maradona

"Para mí fue una sorpresa muy agradable haberlo conocido, por su forma de ser y por su sencillez, muy directo y muy natural todo. Siempre tuve un cariño enorme hacia su persona. En los asados siempre estaba rodeado de gente, de familiares, era un chico que necesitaba el cariño de todos y sobre todo de su círculo más cercano, de sus padres, de Claudia... a ella la conocí y fue una chica que se portó realmente muy bien conmigo".

Barcelona, su primera experiencia europea

Longhi fue uno de los padrinos de Diego en su llegada a la ciudad de Barcelona: "Él tenía la inquietud de conocer bien cómo era el Barcelona, cómo eran los compañeros, cómo era la ciudad, siempre los comentarios iban por ahí. Yo le fui poniendo en antecedente de cómo era todo esto y así fue, tratar de sacarle todas las dudas. Él preguntaba por la forma de ser de la gente, de la calidad de vida que se podía tener aquí, comparábamos un poco las diferencias con Buenos Aires... él tuvo un paso complicado con la enfermedad, las lesiones... pero él estaba a gusto en Barcelona, tenía una casa en el mejor barrio de Barcelona".