SELECCIÓN ARGENTINA

Messi es parte del sistema

Argentina ganó en Lima sin la aportación directa de su mejor jugador, algo que le puede venir muy bien en este momento de su carrera futbolística.

Messi es parte del sistema
POOL REUTERS

Lionel Messi está feliz con Argentina. Se siente cómodo con el grupo, juega, hace jugar, presiona, defiende y solo le falta definir. Scaloni armó un equipo a su alrededor pero que no dependa de él. La influencia de De Paul y Paredes en el grupo y su manera de acercarse al mejor jugador del mundo fue clave en esta relación con los nuevos jugadores de la albiceleste.

Si contra Paraguay en La Bombonera el partido de Messi no fue bueno, eso cambió en el día de ayer en Lima contra Perú. Argentina tocó más la pelota de manera vertical y las alianzas Lo Celso - Paredes - Messi se vieron más seguido, como en el segundo gol del equipo, el de Lautaro Martínez.

Messi está dentro del sistema. No todas las pelotas tienen que pasar por el jugador del Barcelona, sino que el juego tiene que fluir. Hay que dársela cuando haya ventaja, no para generar situaciones complicadas para el equipo.

El jugador del Barcelona encuentra sociedades en la cancha. Se aprovecha del ímpetu de los jóvenes como Lautaro Martínez. Intenta que sus compañeros aprovechen los espacios que él crea con su mera presencia.

Su carrera hacia (con seguridad) la última Copa América y el último Mundial de su carrera, ya comenzó. Messi sabe que tiene que adaptar su juego y sus fuerzas, que su desborde no es el mismo de hace algunos años y que necesita más que nunca de un grupo que poco a poco se está consolidando.