Argentina 1-1 Paraguay

El partido de Messi: discreta actuación y un par de destellos

El capitán de la Selección Argentina se retrasó demasiado en el campo y estuvo impreciso y fastidioso durante la mayor parte del encuentro ante Paraguay.

El partido de Messi: discreta actuación y un par de destellos

Aunque Lionel Messi continúa siendo la máxima figura del fútbol mundial, en el nuevo esquema de la Selección Argentina y con la evidente propuesta de un recambio generacional, su rol protagónico parece haberse atenuado. Aunque más allá de los aspectos puramente deportivos, el antes y el durante del encuentro de la Pulga estuvo marcado por el regreso de sus arcadas, que no veíamos desde hacía varios años. Incluso desde el banquillo tuvieron que lanzarle un producto sin identificar para calmar dichas molestias.

Un Leo mucho menos explosivo que en otras etapas y rodeado de futbolistas jóvenes y de buen pie se reconvirtió en un jugador de chispazos, que no siempre es el centro del circuito de juego de la Albiceleste y por momentos desaparece de la escena.

Así se lo vio ante Paraguay, aunque esta vez sus destellos fueron escasos y la mayoría de sus intervenciones frustradas. El capitán del equipo de Lionel Scaloni se retrasó demasiado para tener contacto con el balón y, cuando lo hizo, tomó en general decisiones equivocadas.

Ante una defensa firme y que se movió siempre en bloque, el hombre del Barcelona chocó en reiteradas oportunidades y no ocultó su fastidio por la situación, Para colmo, tampoco estuvo fino con la pelota parada y falló cuando intentó filtrar pases entre líneas.

"Ya nos cagaste dos veces"

Hubo dos excepciones en una noche más bien discreta de Messi: el gol que convirtió y que el árbitro Raphael Claus con ayuda del VAR anuló por una falta previa de Nicolás González sobre Ángel Romero y un tiro libre que Antony Silva desvió con ayuda del travesaño.

La primera de estas acciones mostró, además, a un Messi contrariado y frustrado. Al conocer la decisión arbitral, Leo comenzó a recriminar a la distancia: "Ya nos cagaste dos veces, dos veces nos cagaste". Una falta no señalada a los 14 minutos y el penal en contra instantes después cimentaron el enfado del astro, que terminó explotando al ver cómo su tanto no subía al marcador.

El resto del tiempo transcurrió para el 10 entre el enojo y la persistencia infructuosa para torcer el destino de una jornada que no le resultó favorable desde el comienzo. El martes irá por su revancha personal ante Perú.