Signorini: "Para salir adelante, Diego necesita de sus hijos"

En una charla con As, el histórico preparador físico de Maradona cuenta cómo vive este momento particular del Diez: "Tiene razones para disfrutar la vida".

0
Signorini: "Para salir adelante, Diego necesita de sus hijos"

Fernando Signorini atendió a As y habló sobre uno de los temas del momento, la salud de Diego Armando Maradona. Con profundo respeto y admiración, el histórico preparador físico de Pelusa tocó todos los temas y no solo se ilusionó con la recuperación, sino con una posible charla íntima con el nacido en Villa Fiorito.

¿Cómo te tomaste esta última internación de Diego?

Lo primero que sentí fue una angustia bárbara, como la he sentido tantas veces, cuando vi la manipulación hacia Diego. Creo que lo que pasó el otro día, en la cancha de Gimnasia, fue más de lo mismo. Todavía me estoy preguntando las razones por las que lo expusieron de esa manera. El deterioro ese día era muy visible, no es necesario saber mucho del tema para darse cuenta.

¿Crees que el famoso entorno le sigue jugando en contra?

No quiero caer en el error o en la deshonestidad de abrir juicio de valor sobre personas que no conozco. Pero lo que vi el otro día no me gustó para nada. No se puede seguir con ese argumento de hacerse socio de sus errores. Diego tiene falencias, como cualquiera, pero tienen que decirle que no. Y si no le quieren decir que no, ¡que se vayan!.

¿Es muy difícil ponerle límites o por qué pensás que no le dicen que no?

A lo mejor no se atreven a decirle que no a Diego porque se quieren quedar de cualquiera manera a su lado. En una relación de afecto, sabés cuántas veces te dicen que no. En este momento, Diego está en una situación bastante vulnerable y hay que hacer lo imposible para tratar de defenderlo y hacerle bien. El 'no' de ellos tienen que ser más fuerte, mucho más robusto, que el 'sí' de él.

Quizá a Maradona le falta gente que lo rodee bien, que lo quiera de verdad...

¿Cuántas veces Doña Tota y Don Diego le habrán dicho que no a algo? Y a ellos no los iba a correr. Diego, con la muerte de sus padres, se quedó sin ese palenque en donde apoyarse. Ahora, los palenques que tiene parecen no tener la suficiente fortaleza para soportar la arena movediza. Diego le tiene que dar gracias a Maradona por los servicios prestado pero pedirle que lo deje tranquilo, ya está. Y, por supuesto, acercarse a sus hijos e hijas, que sí lo van a poder ayudar.

La historia lo puso varias veces ante difíciles situaciones, ¿cómo la ves ahora?

Para salir adelante, Diego necesita recuperar ese palenque del que hablé antes para ir a apoyarse. Sin eso, no me queda una razón para ser optimista. Mirá si él tendrá razones para disfrutar la vida hasta el final. Tiene derecho a ser feliz, con sus nietos, con su grupo de amigos y, sobre todo, con una cantidad de recuerdos maravillosos. Ojalá que se anime a disfrutar de él mismo, porque es maravilloso. Maradona ya fue, pero Diego no le va a fallar nunca. Nunca es tarde, por eso tiene que aprovechar. Me parece fenomenal que sus hijos e hijas se hayan acercado. Nadie lo va a querer más que ellos. Pero nadie, eh. Porque son el grito de la sangre.

El rol de algunos medios o periodistas, ¿también influye en su estado anímico?

Recuerdo algunos juicios de los guías morales que tiene Argentina en los medios y sostengo que ellos también le han hecho daño a Diego. Nadie entendió que este chico (Maradona) salió de donde salió y se hizo solo, sobreviviendo en esos vientos huracanados de la fama. Entonces, digo que ellos le hacen peor que el entorno. Son irrespetuosos. Por eso digo que a Maradona le debe doler que en tu propia casa, en tu propio país, hablen con un modo poco constructivo, casi sanguinario.

Él siempre dijo que no quería ser ejemplo de nada ni de nadie, pero quizá su experiencia podría servirle de mucho a algunas personas.

Es muy difícil el mundo de la adicción, por eso también me gustaría que desde la escuela primaria informaran a los chicos sobre este tema. Tienen que hablarle sobre lo que es la droga, para que al menos sepan y tengan otros cuidados. ¿Por qué a Diego no llaman desde el Ministerio de Cultura de la Nación para que vaya por las universidades, los colegios secundarios para decirles a los chicos qué es la droga y cuánto mal hace? Los ingleses lo llevaron a Oxford y acá no lo llama nadie y lo obligan a seguir siendo Maradona.

Viviste muchas cosas con Diego, ¿cómo era tu relación con él?

Cuando él me eligió a mí como preparador físico, lo hizo para que yo lo ayudara a jugar un año entero. Mis charlas con Diego eran absolutamente normales, ¿cómo no le vas a poder decir que no? ¡Si estás ahí para ayudarlo! Yo creo que los que están ahora lo quieren, porque es imposible no querer a Diego, pero a lo mejor no lo quieren bien. Le dicen que sí cuando le tienen que decir que no, repito. En el amor hay privilegiar la calidad por la cantidad.

Vos lo querés mucho y él a vos también, ¿te gustaría verlo cuando salga de la clínica?

Me gustaría juntarme con él solo, pero no tanto para hablar sino para escucharlo. Porque debe tener tantos gritos para gritar y tantos llantos para llorar... Y cuando se vacíe, sí, ponerle una mano en el hombro y salir a caminar un rato. De solo pensarlo, me aletea el alma de alegría.