INGLATERRA

Emiliano Martínez: "Arteta va a ser uno de los mejores entrenadores del mundo"

El portero argentino del Aston Villa repasa su trayectoria en DAZN y afirma estar muy agradecido con el técnico español. "Mi objetivo es jugar en Europa".

Emiliano Martínez: "Arteta va a ser uno de los mejores entrenadores del mundo"
Catherine Ivill Getty Images

Emiliano Martínez es uno de los nombres del momento en Inglaterra. El portero argentino fue clave en los dos títulos obtenidos por el Arsenal en la pasada temporada y después de varios años encadenando cesiones, decidió fichar por el Aston Villa. En sus primeras semanas en Birmingham ha sido protagonista por parar un penalti en su primer partido con la camiseta de Los Villanos y por ser uno de los titulares en la goleada 7-2 al Liverpool.

El argentino nacido hace 28 años en Mar del Plata emigró a Europa muy jovencito. Después de cuatro años en Independiente y tras una gran actuación en el Sudamericano Sub-17 de 2009, el Arsenal se fijó en él y puso rumbo a la Premier. 'Dibu', como lo apodó Pepe Santoro en Avellaneda, emigró a Inglaterra además de para crecer deportivamente, para ayudar económicamente a su familia, que por aquel entonces atravesaba un mal momento financiero. "Jamás se me cruzó en mi cabeza irme ya tan chico a Europa. Quería jugar en Independiente, pero me llegó joven la oportunidad y no pude decir que no", reconoce Martínez en una entrevista en DAZN España.

Al arquero le costó mucho hacerse un hueco en el conjunto gunner y fue encadenando una cesión tras otra sin lograr encajar. Sus idas y venidas al Oxford United, Sheffield Wednesday, Rotherham United, Wolverhampton, Getafe y Reading y la falta de oportunidades en el Arsenal terminaron por minar la moral de 'Emi', que se planteó abandonar el club de Londres en busca de mayor protagonismo. "Es muy difícil, la verdad, porque cuando a uno siempre lo mandan a préstamo... No era para sacarme, sino para darme rodaje, para jugar en el Arsenal, ese fue siempre el pensamiento del club. A veces tienes préstamos buenos, préstamos malos y cuando sos jugador prestado es muy difícil asentarte en tu club, porque estás en un lado que no es tu club. Cuando me tocó la proximidad en el Arsenal, que era mi club durante muchos años, la supe aprovechar porque era mi club. A veces se te pasa tirar la toalla por la cabeza, pero mentalmente yo soy muy fuerte y siempre sabía que las calidades y las cualidades las tenía, nunca bajé los brazos", explica el internacional argentino. 

En la temporada 2019/2020, el cuerpo técnico decidió contar con el argentino y se convirtió en el portero titular del conjunto gunner en la fase de grupos de la Europa League y en el protagonista absoluto de la FA Cup que ha terminado por conquistar el equipo dirigido por Mikel Arteta. Además, una lesión de Bernd Leno le dio la oportunidad de demostrar sus cualidades en la recta final de la Premier League: buenos reflejos, rápido de piernas, domina el juego aéreo, habilidoso con los pies y ataja penales. "Fui año a año progresando, haciendo préstamos, jugando... Me costó un poquito más de lo que yo esperaba, pero al final lo logré. Después del parón gané muchísimos partidos, creo que sólo perdí dos de dieciséis. Yo ya venía jugando partidos de Europa League, de FA Cup, de Carabao Cup, no es que recién jugué quince partidos, porque jugué como 25 partidos la temporada pasada, pero todo el mundo se acuerda del final, no del principio", continúa.

"Yo ya había arrancado muy bien también con unos partidos de man of the match (jugador del partido) y cuando me tocó la posibilidad yo estaba super tranquilo porque estaba en mi mejor edad, había entrenado muy bien durante la pandemia y estaba completamente preparado mentalmente y físicamente para afrontar todo lo que venga de frente", cuenta.

Emi se consagró en el Arsenal al final la temporada pasada. Sus actuaciones contra Manchester City, Chelsea y Liverpool le llevaron a lo más alto. "Sinceramente me sentía con mucha confianza. Cuando llegué a semifinales contra el Manchester City o la final con el Chelsea o mismo en la Community Shield con el Liverpool, la confianza era tremenda dentro del campo de juego. Obviamente sin exceso de confianza, pero tenía mucha confianza en mí mismo y en el equipo y eso nos llevó a ganar dos títulos. Y ganarle títulos al Liverpool y al Chelsea no es lo mismo que ganarle a un equipo más chico, la satisfacción es mucho mejor. Lo que más rescato es la confianza y la tranquilidad que mostraba en el terreno de juego", recuerda.

Después de varios años sin encontrar la continuidad en el Arsenal, Mikel Arteta le dio la oportunidad de demostrar su valía y por eso el argentino le está muy agradecido. Con Leno ya recuperado y Emiliano a un gran nivel, el técnico español se encontró con un gran dilema al principio de esta nueva campaña. Al no saber quién iba a ser el portero titular del Arsenal, Martínez decidió aprovechar el cartel que se había forjado y marcharse a un equipo donde pudiera tener mayor protagonismo. "Arteta es un gran entrenador, yo lo conocía como compañero y va a ser uno de los grandes entrenadores del mundo en unos años. Él dijo que tenía dos números uno, que no sabía quién iba a jugar, que no sabía quién iba a arrancar la liga porque los dos estábamos en un gran nivel, yo había terminado bien y Leno se había lesionado jugando bien. Y él no sabía quién iba a ser el número uno. Y yo ante esa duda, después de ganar dos títulos, decidí irme del club después de tantos años. Fue decisión mía, Arteta me quiso retener, hasta me ofreció un nuevo contrato y por eso me fui super agradecido con él y con el club, pero mi decisión ya estaba tomada", aclara.

De entre todas las ofertas que recibió, Martínez decidió quedarse con la del Aston Villa. "Conozco la historia, conozco el club y conozco la ambición que tiene el club. Me llamaron desde el primer día y es más, yo dije que no a muchos equipos para venir acá porque mi intuición me decía que viniera aquí", dice.

En su primer partido como jugador del Aston Villa, Emiliano Martínez paró un penalti a Lundstram, del Sheffield United, y se metió a la afición en el bolsillo. "Mi meta fue no adelantarme, esperar hasta el último momento y empujar lo que más pueda y en mi última decisión fue a la derecha. Los penales son así, son instintos, los puedes estudiar, puedes mirar vídeos, pero al final es el momento y la sensación que tienes ahí", recuerda.

El principal reto del portero argentino es jugar la Europa League la próxima temporada y lograr hacerse un hueco en la selección argentina de cara a la próxima Copa América y al Mundial de 2022. De momento, el conjunto dirigido por Dean Smith marcha segundo en la Premier League con 9 puntos de 9 posibles, tres menos que el líder, el Everton. Eso sí, los villanos tienen un partido menos. "Mi objetivo es jugar en Europa, porque yo no vine aquí pensando que nos vamos a conformar con no descender. Mi ambición es llegar a Europa League y ese es mi objetivo, es mi sueño, por eso trabajo, por eso hago todo lo que hago en los clubes, para tratar de tener mi chance en la Selección, hoy estoy dentro de la convocatoria para las Eliminatorias al Mundial y si me toca lo haré de la mejor manera y si no me toca apoyaré al equipo como profesional que soy", concluye.