BOLIVIA - ARGENTINA | ELIMINATORIAS

Messi a 3.625 metros

Argentina buscará hoy el triunfo en la altura de la Paz (3.625 metros sobre el nivel del mar), un lugar donde el astro argentino todavía no pudo convertir.

Messi a 3.625 metros
James Brunker LatinContent via Getty Images

No es un partido más, es el partido en la altura de La Paz. El 80% de las selecciones sudamericanas lo marcan en el calendario, porque ir a jugar a Boliva, a los 3.625 metros sobre el nivel del mar del Estadio Hernando Siles, es un desafío. Hoy le toca a la Argentina de Messi y de Scaloni: el primero jugó dos veces en La Paz y no pudo ganar ni convertir, mientras que el segundo, entonces como jugador, consiguió una victoria en el camino hacia el Mundial de Alemania 2006 con Pékerman como entrenador.

“La pelota no dobla”, dijo en su momento Daniel Pasarella, técnico de la Albiceleste durante el mundial de Francia 1998. Esas palabras las matizó años más tarde Sabella cuando le tocó ir a jugar a Boliva en el año 2013: "No es que la pelota no dobla, sino que dobla más tarde y cae de golpe por haber menos resistencia", explicaba el técnico, que logró rescatar un empate a uno con gol de Banega.

Hay una cosa en la todos los entrenadores coinciden cuando se juega en estas condiciones tan extrañas para un futbolista y es la solidaridad con el compañero. Los esfuerzos individuales y la falta de oxígeno se notan más, por lo que las constantes ayudas y tener la pelota el máximo tiempo posible se antoja clave.

Scaloni cambió el plan y el equipo viajó a La Paz dos días antes del inicio del encuentro. Los protocolos contra el coronavirus complicaban la logística y se tuvo que adaptar esta decisión, que ya veremos si es buena o no. A otros entrenadores, como a Maradona, el hecho de llegar 3 horas antes a La Paz no le sirvió: Argentina cayó 6-1 contra Bolivia en el año 2009 con el ‘Pelusa’ como entrenador. A Messi le gustan los retos y en el día de hoy tiene uno muy complicado.