RIVER PLATE

Reemplazar a Martínez Quarta, el nuevo desafío de Gallardo

La partida del Chino deja un hueco en la defensa y el Muñeco deberá encontrar en su plantel al acompañante de Pinola durante las próximas semanas.

Reemplazar a Martínez Quarta, el nuevo desafío de Gallardo

"Tenemos que hacer valer a nuestros futbolistas, estoy totalmente convencido y veremos cuáles son las necesidades del club. Martínez Quarta es uno de los mejores centrales del fútbol argentino, con nivel de Selección, y considero que está para pegar el salto cuando alguien valore su calidad". Con esas declaraciones públicas, Marcelo Gallardo hizo, hace algunos días, su último intento por retener a una pieza clave en su esquema futbolístico.

Sin embargo, la situación general del país, la necesidad económica de River, las urgencias del representante y el deseo del propio jugador confluyeron para que se llegara a un acuerdo y, este lunes, se anunciara el pase del Chino a la Fiorentina.

Más allá de la sensible baja que implica la salida de quien era un titular indiscutido en su equipo, el Muñeco no tiene tiempo para lamentos y deberá pensar en quién será su sustituto, acompañando a Javier Pinola en la zaga central.

En su primera conferencia de prensa posterior al receso por la pandemia, el entrenador fue claro con respecto a la posibilidad de salir al mercado de pases: "No es nada fácil. Es una realidad que jugadores para River, hablamos de cierta jerarquía que tienen que cumplir, nos costarían plata. Y hoy es lo que no tenemos".

Consciente de esta limitación, le tocará mirar una vez más hacia adentro de su grupo de profesionales, con una experiencia reciente: a comienzos de 2020, luego de que se marchara Exequiel Palacios, optó por reestructurar su dibujo táctico e incluir a un marcador central más para formar una línea de cinco en el fondo con dos carrileros. En aquel momento, el elegido fue Robert Rojas.

En el 5-3-2 que le dio buenos resultados en la Superliga -pese a que no pudo coronarlo en las fechas finales-, Gallardo le dio la confianza al paraguayo que respondió siendo figura en varios de los encuentros que disputó, incluso con presencia goleadora en el área rival.

El ex Guaraní pudo probar las cualidades que lo llevaron a Núñez: potencia física, velocidad, oportunismo en los cruces, buen salto y cabezazo, criterio con la pelota en sus pies. Pero con el nuevo 4-3-3, volvió a quedar relegado al banco de suplentes.

La otra opción es Paulo Díaz, la rueda de auxilio por la que el DT insistió incansablemente en 2019, tras la salida de Camilo Mayada. El chileno puede ocupar prácticamente todos los puestos de la defensa, pero se desempeña naturalmente como zaguero y allí cumplió en el puñado de partidos que le tocó jugar hasta ahora con la Banda Roja.

Si bien le falta algo de rodaje, el futbolista con pasado en San Lorenzo se adecúa por su técnica y su vocación ofensiva a la idea que propone el Millonario de adelantar sus líneas y generar juego desde atrás, aunque tiene menos incidencia en la marca que Martínez Quarta y que el propio Rojas.

A pocas semanas de la vuelta del fútbol argentino y ya clasificado a octavos de final de la Copa Libertadores, River tendrá que reinventarse para suplir a un importante engranaje del equipo, tratando de que no se resienta el funcionamiento colectivo. Como tantas otras veces, el conductor del plantel intentará encontrar la solución con las herramientas de las que dispone.