Marcone, Pol, Boca, Elche y Cruz Azul: los detalles para entender un tema complejo

Las operaciones corren por cuenta separada, pero en el fondo se vinculan entre sí. El nombre de Bragarnik, el hilo que une a casi todas las partes.

0
Marcone, Pol, Boca, Elche y Cruz Azul: los detalles para entender un tema complejo
AGUSTIN MARCARIAN Pool via REUTERS

Las últimas horas del mercado de pases xeneize fueron demasiado movidas y algo complicadas de entender. La salida de Iván Marcone al Elche de España puede estar vinculada con la permanencia de Pol Fernández hasta fines de 2021, aunque ambas operaciones van por caminos separados.

Para explicar el tema, lo mejor es hacer un punteo con la situación de cada futbolista y cómo afecta esto a la economía de Boca, un club que está ordenado pero no cuenta con los fondos que habían anunciado los dirigentes anteriores antes de las últimas elecciones.

La situación de Marcone

Iván fue cedido al Elche por 12 meses a préstamo, con opción de compra incluida. Si el mediocampista disputa al menos cinco partidos, el cuadro español deberá desembolsar cerca de 5 millones en las arcas del club argentino. Jorge Almirón lo tendrá en cuenta y, salvo que suceda algo inexplicable, el futbolista será comprado por la entidad que milita en La Liga.

¿Qué pasa con Pol?

Fernández, quien tenía contrato hasta diciembre de 2020 con Boca, estirará su préstamo y permanecerá en el club de la Ribera hasta fines de 2021. El arreglo con Cruz Azul es similar al de Marcone con Elche: si juega 5 partidos, el Xeneize deberá comprarlo. Para Miguel Russo, Pol es clave.

¿En qué se relacionan Boca, Elche, Cruz Azul, Tijuana de México y Christian Bragarnik?

Con el dinero que reciba Boca por Marcone, por parte del Elche, comprará el pase de Pol Fernández, quien es propiedad de Cruz Azul. El elenco mexicano le debe un dinero a Xolos de Tijuana, la entidad que pertenece también a Bragarnik al igual que Elche, y utilzará la plata que arribe desde el Xeneize para saldarla. El círculo cierra casi de manera perfecta, pese a que las operaciones entre los clubes no tienen nada que ver de manera directa.