BOCA JUNIORS

Boca: contrarreloj hacia la Copa Libertadores

El Xeneize sumó cuatro nuevos positivos por coronavirus, según informó TyC Sports, y ya son 22 los afectados del plantel. Sólo hay 10 jugadores disponibles.

0
Boca: contrarreloj hacia la Copa Libertadores

Estalla la burbuja sanitaria en Boca Juniors. Según informó TyC Sports, el Xeneize presentó cuatro nuevos positivos de coronavirus en el plantel y ya son 22 las personas afectadas. A diez días para que regrese la Copa Libertadores, el conjunto de La Ribera sólo tiene disponibles a 10 jugadores y tiene a cuatro completamente descartados para el duelo ante Libertad en Asunción.

Además, Miguel Ángel Russo podría no viajar a Paraguay por precaución. El técnico de Boca se encuentra actualmente aislado en su casa y fuera de la burbuja por pertenecer a grupo de personas de riesgo en caso de contraer el virus. Sin Russo por precaución y sin Leandro Somoza, uno de los contagiados que tuvo Boca en los últimos días, el plantel se encuentra al mando de Mariano Herrón, el otro ayudante de campo.

Los jugadores que siguen entrenándose son Carlos Zambrano, Nicolás Capaldo, Emmanuel Más, Jorman Campuzano, Agustín Obando y Marcelo Weigandt, además de Carlos Tevez y Sebastián Villa, quienes ya pasaron la COVID-19. A este grupo de trabajo se unen los juveniles Gastón Avila, Exequiel Zeballos, Enzo Roldán y Aaron Molina, que podrían contar con minutos en la Copa si los del primer equipo no llegan a tiempo. 

En el Xeneize son optimistas con la recuperación de los primeros jugadores que dieron positivo, como es el caso de los cuatro arqueros. Esteban Andrada, Javier Garcia, Agustín Rossi y Manuel Roffo podrían tener el alta el próximo día 14 de septiembre junto a los otros 14 futbolistas del plantel que se contagiaron al principio del brote. Sin embargo, este alta se produciría tan sólo tres días antes del partido contra Libertad, por lo que muchos de los afectados no se encontrarían en las condiciones óptimas para jugar a pesar de haber superado la enfermedad.

Boca tiene un gran problema por delante y es que tiene que preparar a contrarreloj un duelo muy importante para continuar en la lucha por el liderato del grupo H de la Copa Libertadores, que ahora mismo ostenta Libertad. El conjunto paraguayo quiere hacer valer su localía y demostrar que se encuentra en un gran estado de forma. Los dirigidos por Ramón Díaz han jugado diez partidos tras el parón por la pandemia y suman cinco partidos sin conocer la derrota. Ocupan la segunda posición del Apertura de Paraguay a 8 puntos del líder, Cerro Porteño.

Con esta situación, lo lógico sería esperar que la CONMEBOL decidiera retrasar el compromiso hasta que los jugadores de Boca se encuentren recuperados y no existan riesgos de contagio. Ameal, presidente de la institución xeneize, ya manifestó hace unos su preferencia por aplazar el encuentro, pero todo queda en manos de Alejandro Domínguez.