Temas del día Más temas

CORONAVIRUS ARGENTINA

Coronavirus Argentina: ¿qué pasará hasta que llegue la vacuna?

Mientras aumentan los casos y la movilidad en todo el país, los expertos muestran su preocupación de cara a que llegue la cura para el Coronavirus.

Coronavirus Argentina: ¿qué pasará hasta que llegue la vacuna?

Médicos y expertos muestran su preocupación en lo que se viene hasta que llegue finalmente la vacuna contra el Coronavirus en una Argentina que ve cómo va creciendo el número diario de contagios y fallecidos.

Los consultados señalan que los casos comenzarán a bajar en un período de dos a tres semanas, tras cuarentenas focalizadas, mientras que otros consideran que aún más tiempo, inclusive el doble. También se refirieron al desplazamiento del AMBA como epicentro de los contagios.

Según Eduardo López, médico infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, se acercan días muy duros: "Van a bajar los números en Buenos Aires, incluyendo el AMBA, pero vamos a tener tres semanas de muchos casos en el interior, que van a tener que hacer cuarentenas focalizadas y de corto tiempo. Máximo de 14 días", indica.

El médico llamó a la responsabilidad ciudadana frente a la pandemia: "La pregunta es saber qué hacemos cada uno de nosotros para reducir el impacto y mitigar el daño. Uno puede elegir ser un eslabón más en la cadena de transmisión o puede ser un escudo".

Pedro Cahn, infectólogo y titular de la Fundación Húesped, añade: "La situación actual es sumamente preocupante, por cómo vienen creciendo los casos. No parecen estar estabilizados. No crecen geométricamente, pero sí aritméticamente. Tenemos un sistema de salud que se ha mejorado notablemente, desde la infraestructura, pero no pudimos sumar en la misma media terapistas", y añade sobre la cura al COVID-19: "De acá a la vacuna, tenemos que hablar de seis meses, siendo optimista".

Además, Cahn habla de las medidas que podrían tomarse: "Lo que nos tenemos que preguntar los argentinos es cómo queremos transcurrir estos seis meses. Preguntarnos cuál es el número de enfermos y de muertos que estamos dispuestos a tolerar. Acá entra en juego la conducta que tomemos cada uno de nosotros, más allá de la responsabilidad indelegable que tiene el Estado".