FC BARCELONA

Messi y Maradona, dos salidas complicadas del Barcelona

La similitud entre ambos es evidente, y la salida del Barça es una más: Maradona también dejó el club enfadado con la directiva a pesar de ser un ídolo para los aficionados.

Messi y Maradona, dos salidas complicadas del Barcelona

La similitud entre las carreras de Lionel Messi y Diego Armando Maradona es imposible de negar. Ambos son ídolos para la mayoría de aficionados al fútbol por su talento, aunque en diferentes épocas. Los dos han jugado en la misma posición y han sido ídolos en todos los equipos en los que han estado, el FC Barcelona incluído.

Y por si fuera poco, la marcha del Barça de Lionel Messi puede ser una coincidencia más de ambas carreras. El capitán culé ha mandado un Buró Fax a los directivos del Camp Nou pidiendo que le dejen marcharse este mismo mercado de fichajes. Se vienen semanas turbulentas: el jugador quiere que le dejen salir libre, pero el club pedirá un traspaso. A esto hay que sumarle todo lo que ha sucedido en los últimos meses: problemas con la directiva, perder la liga, derrota 8-2 contra el Bayern, declaraciones cruzadas...

El ambiente está caldeado y es evidente que su salida no va a ser fácil. Una relación de 20 años que puede acabarse de la peor manera posible. Todo se decidirá en los próximos días.

La salida del Diego también fue complicada. Llegó a Barcelona en el año 1982 y dos años depués su relación con la directiva se rompió por completo. En junio de 1984 volvió de Argentina con la idea de marcharse al Nápoles. Las batallas entre el jugador y los dirigentes eran constantes. Eran incapaces de lidiar con el carácter indomable de Maradona.

El punto de inflexión ocurrió cuando Josep Lluís Núñez, presidente por aquel entonces, le abrió un expediente por unas declaraciones del '10' criticándolo. "El expediente es antidemocrático (...). Si me ponen dos millones y medio de multa, todavía me deberán medio millón del Torneo de Burdeos... (Maradona había conseguido tres millones de pesetas para el equipo de un partido amistoso en Francia)", reivindicó Maradona. Días después, firmó su nuevo contrato con el Nápoles y volvió a hablar ante la prensa. "Catalunya es un gran lugar para vivir..., menos para un futbolista", llegó a decir.

Dos historias que comenzaron de manera idílica y acabaron con un triste final. Aunque la vida de Messi en Barcelona no ha terminado, todo apunta a que lo hará de la peor forma posible.