SELECCIÓN

Éver Banega y Ángel Di María se lo ponen difícil a Scaloni

Ambos viven uno de los mejores momentos de sus carreras. Sin embargo, el proceso de regeneración de Lionel Scaloni les deja sin sitio en la selección.

Éver Banega y Ángel Di María se lo ponen difícil a Scaloni

La llegada de Lionel Scaloni a la selección tenía como objetivo regenerar el equipo. Se puso la meta de recuperar la ilusión de los hinchas trayendo a chicos jóvenes y formando un nuevo grupo en torno a Lionel Messi con el que volver a ser competitivos. Esto provocó que muchos de los futbolistas que habían sido habituales en los últimos torneos fueran descartados.

Dos de los que han dejado de contar son Éver Banega y Ángel Di María. El primero no se ha vuelto ha vestir la albiceleste desde que finalizase el Mundial de Rusia. Scaloni nunca lo ha llamado. El segundo si ha tenido alguna oportunidad, pero el cuerpo técnico ha demostrado que hay otros jugadores por delante. Ambos tienen muy complicado volver.

Sin embargo, no se lo están poniendo hácil al seleccionador. A los 32 años, están viviendo uno de los mejores momentos de sus carreras, tanto a nivel individual como en sus equipos. Banega acaba de levantar la Europa League con el Sevilla, y lo ha hecho como líder futbolístico de un equipo arrollador durante toda la competición. Di María jugará el domingo una nueva final de Champions League, en este caso con el PSG, y siendo decisivo en la parcela ofensiva para Tuchel.

Esta temporada suman entre los dos 14 goles y 34 asistencias. El Fideo se ha aprovechado del potencial ofensivo de sus compañeros y ha repartido 23 pases de gol, además de marcar 11. Banega, que juega más atrás, ha dado 11 asistencias y ha marcado tres tantos.

Éver es un tipo de jugador que no parece tener un remplazo claro en la selección. Scaloni ha apostado por un perfil diferente para la mitad de la cancha: jugadores más enérgicos y verticales, con gran capacidad física, como es el caso de Leandro Paredes, Rodrigo de Paul o Guido Rodríguez.

Por su parte, Di María ha encontrado su sitio en el extremo derecho del PSG. Esto complica su inclusión ya que es el puesto que más ha ocupado Messi bajo las órdenes de Scaloni y, cuando no ha estado el capitán o lo ponían como delantero, en esa banda jugaban Dybala u Ocampos.

Tanto Banega como Di María mantienen el nivel suficiente para jugar en la selección. Los números y los triunfos hablan en su favor. Ahora deberá decidir Scaloni si lo que han hecho es suficiente para volver a representar a la Argentina.