PORTLAND TIMBERS | MLS

Así piensa y vive Seba Blanco, uno de los líderes futbolísticos de Portland

No usa demasiado el teléfono, charla con frecuencia con los jugadores más jóvenes y se prepara para cuando deje de jugar: "Nunca hay que dejar de aprender".

Así piensa y vive Seba Blanco, uno de los líderes futbolísticos de Portland

Sebastián Blanco ama el fútbol, disfruta de su trabajo y se toma con total responsabilidad el rol que ocupa dentro de los Portland Timbers. En algunos partidos fue capitán de su equipo, es uno de los líderes del plantel y está a pocos partidos de sumar un nuevo título para su vitrina personal. Sin embargo no es en lo único que piensa.

En una entrevista exclusiva con AS, el futbolista argentino contó cómo se va preparando de cara al futuro para cuando la etapa de jugador forme parte del recuerdo. Mientras palpita la final de la MLS, se hace un hueco para estudiar y continuar con el curso de director técnico que empezó en la Escuela Menotti: "Estoy en el último módulo. Espero tener muchos años más de carrera y disfrutar del fútbol, pero no quiero privarme de prepararme lo antes posible. Hoy, generando esto, estoy ganando tiempo y agarrando experiencia".

El ex Lanús y San Lorenzo sabe que el hecho de dirigir no se trata solo de diagramar un partido, un entrenamiento o pensar una táctica para derrotar a un rival. Por eso cada vez que puede, pide consejos y charla con otros DT's para seguir incorporando conocimientos. No tiene en claro si ejercerá dicha profesión en un futuro pero, por las dudas, se capacita al máximo: "Hay que prepararse, porque no es solamente ir a dirigir un equipo de fútbol. Si me va mal, sé que me preparé y que fue un error. No sé cómo seré delante de un grupo, porque no es fácil manejar a muchas personas y trabajar con los egos, pero quiero llegar preparado en caso de que me toque en un futuro. Justo estoy en las materias de psicología y voy viendo algunas cosas que me hicieron hacer un clic en cómo yo me manejo adentro de la cancha. El fútbol es contagio y si uno de los líderes se pone agresivo, el compañero se contagia de eso".

Blanco confiesa que mira mucho fútbol, que analiza algunos videos para entender cuestiones del juego y que tiene de referentes a los equipos de Pep Guardiola y Jürgen Klopp. No desconoce a José Mourinho, pero se identifica más con otro estilo de fútbol y admira el ritmo que hay en la Premier League, donde él supo jugar hace algunos años. "Me gustaría que cuando sea técnico, el jugador de fútbol sea curioso, que pregunte, que se interese en ver por qué hacemos esto o lo otro. El futbolista se rinde ante el conocimiento de un entrenador, y eso es espectacular", agrega.

Las redes sociales atraparon a la gran mayoría de las personas. Algunas eligen Facebook, otras se inclinan por Twitter para informarse al instante y también están los que se vuelcan por Instagram. Blanco no le escapa a esto, pero cuenta  que las tiene más por compromiso que por gusto: "Tengo redes hace dos años. Cuando las dejé, me sentí tan aliviado. Después, mi mujer me impulsó a abrirlas de nuevo y hoy le doy un uso un poco más familiar además de lo futbolístico. Soy medio anti, pero las tengo porque también me ayudan en otro aspecto. Están mal usadas. No sé cómo hacen los pibes para vivir tantas horas ahí adentro. Es más, para mí en los entrenamientos habría que dejar los teléfonos en una cajita de madera y si hay alguna emergencia, que se comuniquen a un número de urgencia. En el momento que estás en el club, estás trabajando. No se puede mostrar todo el tiempo lo que están haciendo. No todo el mundo lo tiene que ver".

Pasan los años, intenta cambiarlo y va mejorando en cuanto a sus impulsos. Pero Sebastián no puede dejar de enojarse cada vez que recibe un comentario agresivo de un desconocido y afirma que las redes destilan odio en muchos casos: "Para mí las redes sociales son una mierda en ese sentido. No puedo entender al odiador serial que escribe sentado desde un sillón. Tienen resentimiento. Si no te gusta, no lo mires. Siempre recalco la frase del filósofo Maradona: ‘los boludos son como las hormigas’.

Sobre el cierre de la charla, Blanco cuenta acerca de sus emprendimientos gastronómicos con socios amigos y asegura que, al igual que para ser DT, debe seguir preparándose para el día en que cuelgue los botines: "Me preparo para el futuro, por eso apuesto a otro tipo de negocios personales y con amigos. Me gustaría estar más pendiente, pero la verdad es que me interesa el mundo de los negocios. Tengo que prepararme, por supuesto. Repito lo mismo: es importante ganar tiempo. Porque no solo alcanza con tener con qué invertir...".

Y por último, el 10 de los Timbers suelta una frase que sirve de espejo para los jóvenes que hoy están dando sus primeros pasos en el mundo del fútbol: "Cuando uno es joven se pueden hacer cosas, cursos, estudiar. No nos podemos quedar con lo que tenemos, tenemos que saber usar lo que tenés y para eso necesitás las herramientas. A veces, al jugador de fútbol lo tienen como que no sabe, no piensa, no mira y los únicos que podemos cambiar eso somos nosotros. El ambiente del fútbol es tan tóxico y muchas veces nos están esperando para poder manejarnos. Amo el fútbol, no reniego y trato de contagiarme de todas esas cosas. Pero mi consejo es que el que pueda, nunca deje de aprender".