PAULO DYBALA

“Sería bonito jugar en el Barcelona”

El argentino, en una entrevista con la ‘CNN’, habló de su relación con Vecchia Signora, de racismo, y de su pasado: “Hace un año no querían que siguiera jugando aquí”.

El argentino, en una entrevista con la ‘CNN’, habló de su relación con Vecchia Signora, de racismo, y de su pasado: “Hace un año no querían que siguiera jugando aquí”.

Paulo Dybala concedió una larga entrevista a la 'CNN', hablando de racismo, de su momento en la Juventus, de una renovación que tarda en llegar y de un posible futuro en el Barcelona. Declaraciones muy fuertes también sobre el año pasado, cuando la Vecchia Signora quiso deshacerse de sus servicios, que ya están causando revuelo en Italia: "Hace un año la Juventus no contaba conmigo, no querían que siguiera jugando aquí. Me buscaron Manchester United, Tottenham y creo que también el PSG. Pero quería quedarme, venía de unos meses malos y no quería irme dejando esa imagen, no era justo".

Juventus: "Le dije al club que quería quedarme y no fue fácil, porque las intenciones del equipo eran distintas. Una vez cerrado el mercado, con la llegada de Sarri crecí mucho. Jugamos mucho mejor y estaba disputando una gran temporada".

Renovación: "De momento no hay nada. Me queda año y medio de contrato, no es mucho y entiendo que con el coronavirus para el club es complicado, pero otros renovaron. Vamos a ver qué pasa".

Club: "Estoy feliz aquí, tengo una gran relación con el ambiente, con la entidad, con el presidente. Creo que tarde o temprano nos sentaremos a hablar, o quizás no... No lo sé. Podría renovar, pero depende de la Juventus".

Barcelona: "La verdad es que es un gran club, de nivel mundial, y con Messi es todavía más grande. Sería bonito jugar ahí, pero la Juventus también es una entidad muy grande, llena de historia, donde juegan grandes futbolistas. Hay tanta calidad que podrías montar dos equipos y la posibilidad de jugar con gente como Buffon y Cristiano, que hacen crecer el equipo".

Racismo: "Lo que le pasó a Kean en Cagliari no fue fácil y vivimos varias situaciones parecidas en otros estadios. Le pasó también a Balotelli, a Pjanic... En Italia esto debería castigarse más duro. Si no, vamos a ser los jugadores los que tomen medidas para que eso deje de pasar".