RIVER PLATE

La incómoda confesión de Omar Labruna sobre el sexo y el fútbol

El ex jugador de River y ayudante de campo de Ramón Díaz contó que, en su época de profesional, sufrió un desgarro por tener relaciones sexuales antes de un partido.

La incómoda confesión de Omar Labruna sobre el sexo y el fútbol

Hoy se desempeña como entrenador en Nueva Chicago, pero antes de eso fue ayudante de campo en una de las épocas más gloriosas de River y jugador de la Primera. Sin embargo, se lo reconoce principalmente por su apellido: el de una leyenda del Millonario y del fútbol argentino como lo fue su padre.

Omar Labruna, hijo del emblemático Ángel, contó una particular historia de su etapa como futbolista en Núñez y abordó un tema incómodo para muchos: el sexo y la práctica profesional del deporte.

"Me ha pasado de desgarrarme por tener sexo antes de un partido. Uno quería justificarlo que fue por eso, pero es por eso. Es por no cuidarse, no descansar bien. Acostarte, la trasnoche. El físico lo siente, pasa factura", le dijo el actual DT al programa Acá Hay Buen Fútbol, que se emite por Radio La Red.

Sobre ese episodio, recordó también la reacción de Angelito, el conductor del plantel riverplatense en aquellos años dorados: "Mi viejo me quería matar, me quería prender fuego".

Desde su nueva perspectiva, Omar reforzó su teoría sobre esta cuestión: "Siempre se dice hasta cuándo uno puede tener relaciones sexuales. Eso depende de la continuidad y el cuidado de cada uno. Si vos venís teniendo relaciones todos los días, el domingo no tenés piernas. Pero si lo venís manejando bien, no hay problemas. Es decir que hay dos tipos de sexo: el casero y el del que no está casado".

Por último, reveló el caso de otro futbolista que vistió la Banda Roja por aquel entonces y que tuvo mejor suerte con el sexo y el fútbol: "Un compañero mío de River, jugador extraordinario. De selección, multicampeón. Decía que tenía sexo todos los días y el domingo volaba. Estaba livianito, decía".