River Plate

D'Alessandro: "Gallardo no le regala nada a nadie"

En el día de su cumpleaños número 39, el Cabezón analizó su paso por River y se refirió a su futuro en el fútbol profesional y a la chance de ser DT.

D'Alessandro: "Gallardo no le regala nada a nadie"
Diario Popular

Andrés D'Alessandro es hoy en día un ídolo indiscutido del Internacional, aunque su primera casa fue el Monumental y el cariño de los riverplatenses por él se mantiene vigente hasta el día de hoy, más aún después de su segundo ciclo en el club, en el año 2016.

Desde Brasil, el Cabezón dialogó con TyC Sports en el día de su cumpleaños número 39 y se refirió al especial afecto que recibe en Porto Alegre: "Es normal que me reconozcan más acá porque llevo 12 años en el Inter que sólo fueron interrumpidos cuando volví a River, pero yo siento el cariño en Argentina también".

"Pasé muchos años en River y poco tiempo en San Lorenzo pero que me marcó. En River mi vida estuvo dividida entre el fútbol y el colegio, en pasar todo el día en el club, en vivir otras cosas, no sólo fue ser profesional. Me crié en el club, crecí en el club, me educaron en el club, infantiles, inferiores, secundaria. Es un cariño especial y diferente", añadió el enganche del Colorado.

En el mismo sentido, remarcó que los hinchas más jóvenes no vieron su primer ciclo en Núñez: "En Argentina hay muchos chicos que no me vieron jugar, pero eso pasa cuando te vas haciendo grande y van pasando los años".

Sobre su edad y la vigencia en el fútbol, D'Alessandro manifestó: "39 no es poco. Este año cumplí 20 años de carrera y hace algunos años que mi punto más fuerte y lo que me mantiene vivo es la cabeza y el físico. Uno no se olvida de jugar, pero físicamente trato de cuidarme mucho".

Por otra parte, reveló cómo se sintió bajo la conducción de Gallardo en el Millonario: "Marcelo no le regala nada a nadie y eso lo supe desde el primer día. Jugué, jugué más de lo que pensaba, gané dos títulos, la primera Copa Argentina del club que fue impresionante".

"Había que volver, había que marcar, que soportar esa presión, lo que hacen todos. Hoy lo puede hacer De La Cruz, Nacho Fernández, Enzo Pérez, lo hacía el Pity Martínez con otra movilidad, con otra dinámica. Yo tenía 35 o 36 años. Si me agarraba Marcelo un poco más joven lo hubiese hecho mucho mejor y no hubiese tenido tantos problemas físicos, pero la verdad que no me puedo quejar", agregó.

Acerca de su función y las dificultades del fútbol actual, opinó: "Antes se podía por ahí jugar un poco más con la pelota y correr un poco menos. Hoy hay que correr a la par de todos porque el fútbol lo requiere, siempre que sepas tratar la pelota y jugar a la pelota. Lo primero que hay que tener es la cabeza limpia y saber jugar al fútbol, después correr".

Por último, el experimentado mediocampista habló de su futuro y la posibilidad de ser entrenador: "Hice el curso. Aprendí mucho de Marcelo, voy aprendiendo del Chacho, me ha dejado muchas cosas Marcelo Bielsa. Cuando puedo le mando un mensaje a ver si puedo dialogar con él un poco. Tiene cosas que lo hacen diferente. Después hay otros técnicos que me han dejado cosas: Pellegrini, Tite. No sé si voy a ser técnico, pero sí ya voy pensando y voy asimilando cosas de los entrenadores para poder entender a los jugadores desde otro lugar".