River Plate

Almeyda: "Cuando dirigía a River, las críticas eran destructivas"

El entrenador de San Jose Earthquakes recordó su paso por el banco de suplentes del Millonario y destacó la figura de Gallardo y el actual momento del club.

Almeyda: "Cuando dirigía a River, las críticas eran destructivas"
@SJEarthquakes

Si bien su figura quedó asociada a un momento oscuro de la historia de River, Matías Almeyda supo ser un futbolista muy querido en Núñez. Surgido de las divisiones inferiores, campeón de América y con una segunda etapa con puntos altos de rendimiento en el club, a la distancia reflexionó sobre el pasado, en diálogo con el programa radial Rock y River.

"Yo estaba seguro de que quería ser entrenador de River. No en ese momento, pero sí quería demostrarle el amor que le tenía. Como cualquier hijo de River quería mi partido despedida", contó el Pelado sobre sus sensaciones luego del retiro.

En tanto, recordó lo complicado que fue dirigir al Millonario en la Primera B Nacional: "La crítica era destructiva permanentemente. Sabíamos que teníamos que ser muy fuertes. De hecho llevé un biólogo en el último tiempo para que nos explicara cómo funciona el cerebro. Fue un año que se convitieron en siete para el fútbol normal".

"Nosotros empatábamos y éramos un desastre, hacíamos cuatro goles y era porque el rival era un desastre, hacíamos siete goles y bueno, era normal. Cada empate y cada derrota que tuvimos era un puñal en la espalda para todos nosotros", añadió el actual DT de San Jose Earthquakes en la MLS.

A su vez, reconoció que tuvo algunas falencias propias de su inexperiencia en el cargo: "Fue muy competitivo ese torneo del Nacional. Después hay errores tácticos, técnicos, de comunicación. Son parte del aprendizaje tan rápido que tuve que hacer en ese año".

Al igual que en otra entrevista que había brindado algunas semanas atrás, el ex volante nacido en Azul ratificó que ya no volvería a la institución en la que se formó como jugador y dio sus primeros pasos como técnico: "Creo que los seres humanos nos tenemos que dar cuenta hasta dónde llegamos, hasta cuándo y por qué. Esto no significa que yo no quiera a River. Donde tuve que ya estar ya estuve, y fue en el momento que fue".

Por otra parte, opinó sobre el momento actual de River: "Va a ser difícil elegir al sucesor de Gallardo. Creo que tiene mucho para ganar todavía en el club. Han encontrado al hombre y no hay que dejarlo ir. (...) Desde lejos te pone contento ver a River en el mejor momento de su historia".

"La final con Boca la pongo en un lugar único, es difícil que vuelva a suceder. Hubo un montón de cosas que le dieron un plus y encima fue con el eterno rival. Es uno de los títulos más importantes", manifestó Almeyda.

En última instancia, hizo un balance de su relación con la Banda Roja: "El recuerdo más lindo que te queda es el de la gente, son los que van a la cancha sin interés. Yo no quise hacer nada o dejar de hacerlo para quedar en una parte de la historia del club. Todo lo que he hecho lo hice con pasión".