ENTREVISTA | JUAN SEBASTÍAN VERÓN

Verón: "Veo difícil que Messi acabe su carrera en Argentina"

El presidente de Estudiantes recibe a AS en el Estadio UNO y charla de todo: su labor como dirigente, la situación AFA-Superliga, su pasado como jugador...

Verón: "Veo difícil que Messi acabe su carrera en Argentina"

El presidente de Estudiantes recibe a AS en el Estadio UNO y charla de todo: su labor como dirigente, la situación AFA-Superliga, su pasado como jugador, su posible paso por España. El ex compañero de Messi y Maradona también se refiere a ellos, al equipo de Scaloni, el recambio generacional…

-¿Qué significado tiene poder recibirnos en su casa?

-Es un orgullo. Después de tanto tiempo, el haber concretado algo tan importante para el club y para nosotros, el mostrarlo, que la gente que viene de afuera lo pueda ver, es grandioso. Es verdad que el que viene de Europa está acostumbrado a ver estadios nuevos y acá es más complejo. Pero te repito, es un orgullo para los pinchas, poder recibir a gente en “casa nueva”.

-¿Es su logro más importante desde que volvió a Estudiantes de la Plata?

-El hecho de levantar cuatro tribunas, con más esfuerzo, con menos esfuerzo, lo puedes hacer. Ahora, yo creo que el logro, si bien esto nunca se termina, es el contenido que tiene el estadio, se trabajó previamente con la gente y se sigue trabajando. El campo de juego es novedoso, la iluminación es nueva, no tiene barreras. Venís un día de partido y hay gente comiendo en los lugares habilitados dentro del estadio. Toda esta participación hace que la gente lo cuide, se comporte de otra manera. Vas armonizando el lugar para que la gente disfrute el espectáculo. Lo entiende la gente y es un lindo desafío que tiene el fútbol argentino.

-¿Qué le enseñó ser presidente de Estudiantes?

-No sé si enseñar, pero sí creo que es adoptar y adaptar. Maneras, formas, comportamientos, relaciones. Los vínculos son distintos a los de un vestuario. Un club y una institución, sobre todo acá en Argentina, con actividades multideportivas y una vida social amplia, te vas adaptando, desde lo político también.

-¿Qué le queda por aprender? ¿De qué se arrepiente?

-No sé si todos los días como se dice, pero siempre te encuentras en toma de decisiones, en situaciones. Creo que la paciencia que hay que tener con una gestión es lo más importante. Es muy difícil trasladar eso a la gente, porque la gente quiere resultados ya y a mí también lo que me pasa es que como jugador en 90 minutos resolvías el día o la semana de mucha gente. O la empeorabas. Hoy esto son años, no son partidos. Nuestra gestión nos llevó 5 años. 

"Hoy esto del fútbol son años, no son partidos. Nuestra gestión nos llevó 5 años"

-¿Cuál es su relación con el plantel?

-Es buena. Vas teniendo el pulso y el conocimiento del fútbol, en el sentido de ir sabiendo cuándo intervenir, cuando no, de qué manera, las relaciones van cambiando, pero pasan a ser no tan cercanas, pero a la vez tiene que ser cercano el trato. El jugador no deja de ser una persona y a mí personalmente me gusta saber cómo están, las necesidades, lo que rodea a un plantel, el entorno. La relación con la gente también es importante. Poco a poco intentamos acercar al plantel con la gente y que el público, los hinchas, se sientas partícipes. 

-¿En qué posición se encuentra Estudiantes con la situación AFA-Superliga?

-Es una transformación constante el fútbol argentino. Hasta que en algún momento, espero, llegue a asentarse. Esto que está pasando de volver nuevamente a la AFA, si bien siempre, como algo nuevo se ve con cierta esperanza, tampoco está bueno otro cambio. El fútbol argentino desde la muerte de Julio (Grondona) nunca termina de asentarse, como federación, como dirigencia, como liga, como un campeonato fuerte. Hay que trabajar mucho para que de una vez por todas, creo yo como va a ser, dentro de AFA, la liga argentina pueda seguir carriles normales y trabajar para que el campeonato argentino pueda crecer y no esté en continuo movimiento.

-¿Cómo es el Fútbol argentino?

-Fútbol pasional, loco… y en esa locura, terminas queriendo y disfrutando.

-¿Y la Copa Libertadores?

-La Copa Libertadores es la cara opuesta de la Champions. Hoy ha mejorado muchísimo, pero no me imagino a un jugador del Barcelona o de cualquier equipo europeo duchándose con agua fría, jugando a tres mil metros de altura, pasando una semana fuera de casa para jugar un partido… hay un montón de condimentos que lo hacen distinto y que lo hacen a la vez tan atractivo por decirlo. Hoy va cambiando, pero hay cosas que no van a cambiar. Esto de ir a jugar a la altura no va a cambiar, siempre estará.

"La Copa Libertadores es la cara opuesta de la Champions. No imagino al Barcelona jugando en altura"

-¿Extraña eso el jugador argentino o sudamericano cuando se va?

-En algún punto sí, pero en otros no. En Europa encuentras comodidad, cierta previsibilidad, que también es importante, porque sabes cuando juegas, cuando es tu descanso, los viajes son distintos, que a veces esto no se entiende. El tener un viaje de tres o cuatro días para jugar un partido es distinto a la Champions, tres, cuatro horas, juegas, vuelves. En cambio, acá no. Los viajes, calor en un lado, frío en otro, son componentes que juegan ciertamente. Pero como experiencia, aquel que lo vivió, querés volver a vivirle.

-¿Qué le parece que jugadores europeos como De Rossi vengan a probar esto? ¿Seguirá ocurriendo?

-Esto depende de lo que hablábamos antes de los campeonatos. Hay que tener las cosas organizadas, un buen centro de entrenamiento, campos de juego… si tienes la chance de elegir, que eso es importante, sirve al sudamericano y al europeo, también para los chicos, que hay una vuelta, desde tu experiencia poder ofrecerle algo al fútbol local.

-¿Le recriminaron algo desde su entorno cercano cuando volvió a Estudiantes?

-Sí, sí, tenía vigencia en Europa, me decía mis amigos ‘estás loco’, pero yo tuve la posibilidad de elegir, para mi persona hice una buena carrera y esto lo tienes que sentir, esto de volver, muchas veces tampoco hay que pensarlo tanto, porque si lo piensas, no vuelves.

-Pudo jugar con Messi y Maradona: ¿qué destaca de cada uno de los dos?

-Si hay algo en los dos, es esa manera, esa forma, de llevar la pelota y resolver a una velocidad muy alta, es lo que los hace distintos. A Diego lo agarré más de grande y a Lio más de chico. Obviamente cuando eres grande pierdes velocidad, pero eso de llevar la pelota y eso de saber todo lo que les pasa alrededor. Te asombra lo que ves en los entrenamientos, yo nunca vi un jugador así… quizá Ronaldo en su etapa en Italia, en el Inter. La toma de decisiones es lo más complejo en el fútbol.

-¿Lo ve a Messi volviendo a Newell’s?

-Yo lo veo difícil... desde acá, pero quizá él lo tenga decidido y pegue la vuelta. Son decisiones muy personales. No es lo mismo la vuelta de Masche o de otro jugador a la vuelta de él. Por su vida, por lo que pueda suceder alrededor. Si vienes un mes, dos semanas, la pasas genial, pero otra cosa es proyectar tu vida en un lugar.

-¿Cómo ve la selección de Scaloni y el recambio?

-Empezó de manera traumática y de a poco se fue encauzando el proceso y se dio algo que también me parece que se dio de manera traumática que fue la renovación. Muchas veces se dio de manera paulatina pero esto fue un recambio brusco y el técnico está para tomar decisiones y así lo decidió Scaloni. En algún momento iba a llegar y hoy creo que está en un proceso donde posiblemente se discuta poco eso si bien hoy a las puertas están las Eliminatorias que son lo importante.

"Scaloni empezó de manera traumática y de a poco se fue encauzando el proceso y se dio la renovación".

-¿Existe el roce europeo del que se habla con los jugadores que van a la selección?

-No sé si es tan grande pero debes tener una base amplia de jugadores que estén compitiendo afuera. Generalmente los del medio local, a no ser que jueguen Copa Libertadores, no tienes ese nivel. El ritmo, el físico te cambia, obviamente que no es lo mismo tener la experiencia, la vivencia, de competir domingo a domingo y sobre todo aquellos que juegan Champions. Puedes tener algún jugador del medio local, pero es complicado que haya una base grande del medio local. En selecciones de Sudamérica como Perú, Venezuela, Colombia, Paraguay… apuestan al jugador que está afuera y se hacen más competitivos con ese tipo de jugadores. Se menosprecia muchas veces la carrera del jugador en Europa. Le pasó a esta generación: Agüero, Higuaín, Di María… hace 10, 12 años que están jugando en las mejores ligas. El PSG, el City… los grandes equipos tienen acceso a los grandes jugadores y eligen a estos por algo, porque son buenos.

-¿Qué le diría a la gente de Europa sobre el fútbol argentino y sudamericano?

-Cada país, cada liga, tiene su dificultad. El fútbol argentino es un fútbol exportador y los chicos se van rápido, quitando Boca y River que pueden mantener sus planteles, los equipos suelen cambiar. Es un fútbol muy físico y aquel que venga, más allá de su experiencia, acá va a tener que sufrir. Pero cuando te adaptas, encuentras el lado lindo, esto que hablábamos, la pasión, el colorido, las previas de los partidos, la manera de vivirlo de la gente. A muchos se les va la vida con el fútbol. No digo que en otros lugares no, pero hay cosas diferentes. Son experiencias lindas de poder vivir.