SELECCIÓN ARGENTINA

Los Juegos Olímpicos, torneo fetiche de la selección

Argentina ha participado en ocho ocasiones en el torneo, ganando el oro en dos y la plata en otras dos. Messi consiguió la medalla dorada en el 2008.

Los Juegos Olímpicos, torneo fetiche de la selección

El torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos tiene algo especial. Despierta algo en el futbolista y el hincha argentino que no es ni mejor ni peor que un Mundial o una Copa América. Simplemente, es distinto. La ilusión por ver a los pibes triunfar en el evento deportivo más importante del mundo no tiene explicación. Una relación que ha dado al fútbol nacional momentos de alegría inmensos.

Argentina es una de las selecciónes más laureadas. Ha participado en veinte ocasiones en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos. Su primer hito llegó en 1928, cuando en Amsterdan se colgó al cuello la medalla de plata. Cayó ante Uruguay en una final que, por aquel entonces, se disputaba a doble partido.

Tuvieron que pasar 68 años hasta que Argentina llegase a la última instancia de nuevo. Fue en Atlanta 1996 con una generación prometedora en la que había futbolistas de la talla de Roberto Ayala, Javier Zanetti, Hernán Crespo, Marcelo Gallardo, Diego Pablo Simeone o Ariel Ortega. Fue un enemigo íntimo, Nigeria, quien dejó a la albiceleste sin la medalla de oro.

Sin embargo, ocho años después, en Atenas 2004, llegaba el primer oro. Con un Carlos Tevez imperial y dirigidos con maestría por Marcelo Bielsa, Argentina arrasaba hasta llegar a la final en la que esperaba Paraguay. Los guaranís pusieron las cosas difíciles, pero con un gol del Apache, que marcó seis en ese torneo, los pibes se coronaron por primera vez en la historia.

Pero la alegría no acabaría ahí. Cuatro años después, la generación dorada del fútbol argentino con Messi, Agüero, Di María o Banega repitieron la hazaña de colgarse el oro. Hubo dos momentos inolvidables en aquel torneo. Primero en semifinales, cuando se eliminó a Brasil con un contundente 3-0. Después en la final, cuando se tomaron la revancha ante Nigeria, selección que había arrebatado el oro a la albiceleste en Atlanta.

Los pibes de Fernando Batista quieren volver a las medallas tras dos años lejos de ellas. En LondresArgentina no clasificó y en Rio de Janeiro cayó eliminada de forma sorpresiva en la fase de grupos. En Tokio tienen la oportunidad de volver a colocar al país en lo más alto del Olimpismo.