MARADONA

Peter Shilton: "Maradona es un tramposo. Nunca lo respetaré como deportista"

Shilton fue el arquero de Inglaterra en el Mundial de México 1986. 33 años después, carga contra el Diez por el gol que marcó con la mano: "No me superó, hizo trampa".

Peter Shilton: "Maradona es un tramposo. Nunca lo respetaré como deportista"

El gol de Maradona en los cuartos de final del Mundial de México de 1986 contra Inglaterra sigue trayendo cola. El 'Diez' anotó el primer gol del partido ayudado de su mano y fue determinante para pasar a la siguiente ronda del torneo que finalmente acabaría ganando Argentina tras imponerse a Alemania Federal en la final. Esta victoria ante los británicos fue especialmente celebrada por los argentinos, además de por lo que supuso deportivamente, como venganza por lo acontecido en la Guerra de las Malvinas.

Los ingleses siguen dolidos por 'La Mano de Dios', como se conoce al tanto de uno de los mejores jugadores de la historia y Peter Shilton, arquero de Inglaterra en aquel Mundial, ha cargado por este hecho contra Maradona 34 años después.

"He visto a otros jugadores hacer trampa, admitirlo y disculparse. Pero su actitud explica por qué hay animosidad. Así como Maradona no se disculpará, yo no le daré la mano ni lo reconoceré. Siempre digo que es el mejor jugador de la historia, pero no lo respeto como deportista y nunca lo haré", declaró el exportero en diálogo con The Sun.

"Ese partido se recuerda por las razones equivocadas. Hice todo lo que pude y la famosa foto muestra que estoy más cerca de la pelota que su cabeza. Es por eso que lo golpeó con la mano. Siempre hay personas que dicen: 'Oh, él te superó'. No me superó. Él hizo trampa", siguió Shilton.

Por último, el mítico portero de la selección inglesa agregó que con la utilización de la tecnología, como ocurre ahora, este gol habría sido invalidado. "No soy sólo yo. Todo el equipo de Inglaterra sufrió porque Maradona hizo trampa. La gente se queja sobre la aplicación del VAR en estos días, pero habría sido brillante para nosotros en ese caso. Lo admitió de forma indirecta, diciendo que era la Mano de Dios. Pero no se disculpó ni mostró ningún remordimiento", concluyó.