TURISMO CARRETERA

Agustín Canapino, el dueño absoluto del Turismo Carretera

Cambiar a tiempo, para no cambiar nada. Así podría resumirse el año de Agustín Canapino en Turismo Carretera.

Agustín Canapino, el dueño absoluto del Turismo Carretera

Cambiar a tiempo, para no cambiar nada. Así podría resumirse el año de Agustín Canapino en Turismo Carretera. Un 2020 que comenzó torcido para el arrecifeño en esa categoría, en la que debía revalidar sus dos coronas consecutivas, y en el que supo reinventarse para terminar, nuevamente, en lo más alto.

El Chevrolet con el que había ganado los títulos de 2017 y 2018 lucía desgastado. Parecía que, por el paso del tiempo, ya no era capaz de entregarle a Canapino los resultados esperados.

Y el piloto bonaerense, junto a su grupo de trabajo, tomó una decisión: construir un vehículo nuevo para intentar volver a ser competitivo, en una temporada que se complicaba paulatinamente al no poder subirse al podio en las primeros cinco carreras.

Antes de la sexta fecha, Canapino estaba decimoséptimo en la etapa regular del campeonato, cinco puestos por detrás de quienes clasificaban momentáneamente a la Copa de Oro. Y el auto nuevo dio sus frutos.

Fue momentáneo, es cierto, pero la ganancia apareció, y logró escoltar a Manuel Urcera en Rafaela. Y así se metió en puestos de clasificación al Playoff.

Las siguientes dos competencias, de todos modos, marcaron un retroceso, aunque por factores externos. La trompa dañana de su Chevrolet por un incidente múltiple en Termas de Río Hondo y la falla del motor en Posadas devolvieron los interrogantes a su andar.

La recuperación comenzó en Concordia, donde fue cuarto, y quedó ratificada en el Desafío de las Estrellas disputado en El Villicum sanjuanino, donde terminó tercero y logró la clasificación a la Copa de Oro.

Y allí, en ese tramo decisivo de la temporada, Canapino no perdonó. Sendas victorias en Rafaela y San Nicolás, un podio en Toay y un cuarto puesto en el Gran Premio Coronación de Neuquén redujeron a una anécdota al puesto 13 conseguido en Paraná, en el segundo capítulo del playoff.

El campeonato quedó en manos de Canapino, que extendió así, aún más, su cosecha de consagraciones. Con solo 29 años, el arrecifeño ya fue campeón de Top Race V6 en siete oportunidades, y también de Súper TC2000 y TC Pista.

Y claro, agregó el título de este año de Turismo Carretera a los obtenidos en 2010, 2017 y 2018, y se colgó el cartel de actual dueño absoluto de la categoría más popular del país.