Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Liga Chilena

BOCA JUNIORS

Cuando las individualidades no funcionan, Boca se derrumba

El Xeneize tuvo puntos muy bajos ante Argentinos Juniors en Superliga y nunca le encontró la vuelta al partido. Algunos jugadores están en deuda.

Cuando las individualidades no funcionan, Boca se derrumba
ALEJANDRO PAGNI AFP

Todavía queda un partido, por lo tanto el balance del ciclo de Gustavo Alfaro no se puede realizar por completo. Pero lo que si está permitido hacer es analizar la pálida imagen que vienen mostrando algunos futbolistas en los últimos partidos.

¿Qué pasa con Bebelo? Emanuel Reynoso, jugador con notables condiciones, no logra asentarse en el once titular. Su cabeza pesa más que la exquisita zurda y muchas veces lo saca de partido. Irregular actuación del cordobés, que tiene chances pero no logra regularidad.

Mauro Zárate es otro de los claros ejemplos del bajón futbolístico de Boca. El delantero se preocupa más por hacer el "gol del año" que por asociarse con sus compañeros y muchas veces termina pecando de egoísta, algo que él mismo reconoció públicamente.

La decisión de no sumar un reemplazante de jerarquía para suplir la ausencia de Darío Benedetto se refleja en Jan Carlos Hurtado. El venezolano es más empuje que otra cosa y dejó en claro que todavía no está para ser el primer recambio de Wanchope.

Claro está que estos no son los únicos tres responsables de que el elenco de la Ribera no luzca desde el juego, más allá de ser uno de los líderes de la Superliga Argentina. Pero sirve para evidenciar lo difícil que es vestir esta camiseta y soportar la presión.

Este Boca es un equipo que funciona cuando aparecen las individualidades. No tiene un juego regular, no se lleva puesto a los rivales de principio a fin y cuando sufre goles en contra, cae en una meseta futbolística. El gran problema es que no siempre te va a salvar un gambeta, una atajada fenomenal o un remate de media distancia.