COPA DAVIS

Argentina - Chile casi 20 años después de la "Serie de los Sillazos"

En el año 2000, en una semifinal de la zona americana entre ambos países, se vivió uno de los recuerdos más oscuros de la historia de la competición.

Argentina - Chile casi 20 años después de la "Serie de los Sillazos"
VICTOR ROJAS AFP

La rivalidad entre Argentina y Chile es histórica. Vecinos en el continente americano, han vivido enfrentamientos políticos, sociales o incluso militares. Pero si hay un ámbito en el que ese antagonismo ha sido constante es en el deporte. Siempre que se enfrentan, da igual la disciplina, los duelos van acompañados de una fuerte carga emocional que hace que sean excesivamente calientes.

En el año 2000, en una serie de Copa Davis que enfrentó a ambos, se vivió uno de los recuerdos más negros de la historia de la competición. El equipo chileno recibía al argentino en Santiago por las semifinales de la zona americana. Los locales, con ganas de revancha por una derrota en un partido de fútbol que se había disputado días antes entre ambos países, crearon un ambiente de infierno para Argentina. Todo perdió el sentido cuando empezaron a lanzar proyectiles desde la grada. Lo que en un principio eran tapones, pasaron a ser monedas y acabaron siendo sillas. Incluso el padre de uno de los jugadores tuvo que ser atendido con 20 puntos de sutura en la cabeza por un impacto.

El partido se suspendió y el equipo visitante tuvo que salir de la pista escoltado por la policía. Argentina decidió no disputar una serie que acabó siendo conocida como “la de los sillazos”y la ITF la eliminó de la competición.

Algunos de los tenistas que la disputaron están presentes en esta nueva Copa Davis. Nicolás Massú, actual capitán de Chile, jugó aquel partido para el olvido contra Mariano Zabaleta, presidente de la asociación argentina de tenis. También estaba Marcelo Rios, actual ayudante de Massú en Chile.