RIVER PLATE

Armani sostiene a River

Ante Boca volvió a ser clave con cinco atajadas, algunas de mucho mérito. River solo ha perdido diez de los 68 partidos en los que ha jugado desde que llegó.

Armani sostiene a River
Juan_Ignacio_Roncoroni EFE

La figura de Franco Armani será recordada en River durante décadas. El arquero está dejando su sello en el arco transmitiendo una seguridad insultante y una capacidad para salvar a su equipo digna de los mejores del mundo. Desde que llegó desde Atlético Nacional se hizo un hueco en el once y no ha habido ni un atisbo de duda respecto a su figura. Se ha ganado el respeto de Sudamérica y se ha convertido en uno de los mejores del mundo.

Ante Boca volvió a hacer un partido sobresaliente. Realizó un total de cinco atajadas para mantener una ventaja que el rival acabó reduciendo en el tramo final en una jugada en la que poco pudo hacer para evitarla. La más importante fue en el tramo final del primer tiempo. Enzo Pérez despejó un balón hacia su propia portería. Armani, en una parada de puros reflejos, sacó la mano y evitó el gol en contra. Y además de las veces que salvó a su equipo, hay que sumar los balones aéreos que bajó y la colocación que aportó a su equipo desde el arco.

Los números lo colocan como uno de los mejores en la historia del conjunto millonario. Ha defendido la valla de River en 68 ocasiones desde su llegada en enero de 2018 y el equipo solo ha perdido en diez de ellos. No llega al 15% del total. El resto se cuentan en 22 empates y 36 victorias. O lo que es lo mismo: ha ganado más del 50% de los partidos que ha jugado. 

Su buen rendimiento podría provocar su salida del Monumental durante el próximo mercado. Hubo varios clubes europeos interesados en su situación el verano pasado, pero decidió quedarse, devolviendo así la confianza que Gallardo había depositado en él. Sin embargo, Franco es consciente de que con 33 años no tendrá muchas más opciones de jugar en Viejo Continente, y si llega una oferta que se ajuste a lo que está buscando, la aceptaría. Su idea: llegar a un club en el que sea importante y que juegue en alguna de las tres grandes ligas: España, Inglaterra o Italia.