River 2-0 Almagro

River despachó a Almagro y avanza en la Copa Argentina

El Millonario se sacó de encima sin problemas al Tricolor en Mendoza. Con goles de Borré y Scocco, se impuso 2-0 y ya está en semifinales. Volvió Juanfer Quintero.

River despachó a Almagro y avanza en la Copa Argentina
Prensa River Plate

Con la intención de seguir adelante en la Copa Argentina y consolidar su lucha en los tres frentes, River viajó a Mendoza para enfrentar a Almagro, en el marco de los cuartos de final. Y allí logró el objetivo de clasificarse a la siguiente fase con una justa victoria 2-0.

Luego de unos primeros minutos de presión asfixisante y dominio territorial, en el primer ataque profundo el Millonario llegó a la apertura del marcador. Fue cuando tras una recuperación en la zona del círculo central, Ignacio Fernández, Nicolás De La Cruz y Exequiel Palacios gestaron la acción en la que Christian Limousin se lució tapando el remate de Nacho con ayuda del travesaño, pero no pudo evitar que en el rebote Rafael Borré empuje la pelota a la red.

El equipo de Marcelo Gallardo no se conformó con la ventaja y, fiel a su estilo de juego, siguió yendo en busca del arco rival. De hecho, estuvo muy cerca de convertir el segundo gol con una brillante jugada colectiva que incluyó más de 20 toques y terminó con el pase de Borré para Ignacio Scocco, quien definió directo al palo con el arquero tricolor como única oposición. 

El único momento en el que tambaleó la supremacía riverplatense en la primera mitad fue cuando Juan Manuel Martínez apareció en acción para habilitar a Facundo Suárez y dejarlo mano a mano con Franco Armani. El delantero disparó cruzado y el 1 del campeón de América intervino con los pies para salvar su arco.

En adelante, los de Núñez controlaron el partido lejos de su territorio y, en el arranque del segundo tiempo, terminaron de obtener la tranquilidad que necesitaban cuando Nicolás Arrechea fue correctamente expulsado por Ariel Penel por bajar de atrás a Borré y evitar una ocasión manifiesta de gol.

Poco más tarde, Scocco tuvo su revancha personal y aprovechó una asistencia de Fernández para bajarla con la derecha, tocarla de zurda y estirar la diferencia en el resultado.

El resto del encuentro sirvió sólo para que el Muñeco vuelva a darles minutos a Juan Fernando Quintero -que demostró que su categoría está intacta- y a Leonardo Ponzio, pensando sobre todo en los desafíos que se avecinan.

El Almagro de Gastón Esmerado no pudo hacer mucho para frenar el envión de un entonado River, que no se baja de ninguna competencia y sueña con coronar un gran año con al menos un título.