SELECCIÓN

Rojo se queda sin vidas con la selección argentina

Un error ante Alemania le dejó señalado y volvió a perder una buena oportunidad de lucirse. Desde el Mundial de 2014 no ha vuelto a mostrar su mejor nivel.

Rojo se queda sin vidas con la selección argentina
Jörg Schüler Bongarts/Getty Images

Las horas de Marcos Rojo con la Selección parecen contadas. Es duro para un jugador de 29 años, una edad que para algunos jugadores denota madurez, experiencia y el punto álgido de su carrera. Pero el punto más alto en la trayectoria de Rojo fue el Mundial de Brasil en 2014 y a partir de ahí nunca fue el mismo. Ni con el United, ni con la Selección.

Tras el Francia - Argentina del Mundial de Rusia, Rojo desapareció de las convocatorias con la llegada de Scaloni. El técnico, interino en ese momento, prescindía del defensor del Manchester United. Quería una revolución, cambiar nombres. Además del flojo presente en su club, Scaloni necesitaba probar a otros jugadores. El ímpetu de Rojo muchas veces le sirvió para hacerse un lugar en la Selección. El gol contra Nigeria en ese Mundial fue un empujón anímico, pero la realidad era otra.

Tras varios meses, Scaloni le dio una nueva oportunidad a Rojo. En el United empezó a jugar algo más que los dos años anteriores y el técnico quería ver si su experiencia le servía. Completó los 90 minutos contra México en el amistoso de septiembre y volvió a ser convocado para la gira europea que se está desarrollando.

Y, otra vez, una nueva oportunidad por parte de Scaloni y su cuerpo técnico: titular contra Alemania, un equipo veloz, vertical, de poca experiencia pero acostumbrada a un alto nivel de juego, especialmente en ataque.

Pero el ex Estudiantes no aprovechó la chance. Fue sustituido al término del primer tiempo tras cometer un error impropio de su experiencia. Con el equipo volcado, perdió una pelota por intentar tirar un caño. La contra fue letal y ponía el 2-0 para los locales. Además, no aportó seguridad ni juego al equipo. Otamendi y él no se complementaron bien, sintiéndose más cómodo el del City en el segundo tiempo jugando junto a Foyth y Tagliafico en la zaga.

Scaloni lo marcó sacándolo del equipo tras el error. Argentina mejoró defensivamente tras el cambio. Mucho tienen que cambiar las cosas para que Rojo siga asistiendo a la Selección, más cuando hay otros centrales que llaman a la puerta como Lisandro Martínez o Martínez Quarta, además de Kanemann o Pezzella, ya insertados en los planes del técnico.