Sasha Gigliani, la futbolista de Vélez que quiere ser Miss Mundo

La delantera de 25 años quiere golear los prejuicios que se tienen contra la mujer en el fútbol y en el modelaje.

Sasha Gigliani, la futbolista de Vélez que quiere ser Miss Mundo
@sasha.gigliani

Sasha Gigliani se tira de cabeza sin medir consecuencias para intentar poner arriba en el marcador a Vélez. Un rato más tarde, se dispone a caminar la pasarela con el mismo compromiso y la misma pasión.

Sasha tiene 25 años, nació en Saladillo, Buenos Aires, y es delantera del Fortín, que juega en la Primera B del torneo femenino. También es modelo y es una de las 10 finalistas que compiten para representar a Argentina en Miss Mundo.

"Si me ponía una calza era rapidita y si jugaba al fútbol era machona", dice, con pesar, en una charla con Minuto Uno. Y es que Sasha debió -y aún debe- pelear contra los prejuicios que reinan en los dos ambientes y con los que cargan miles de mujeres en Argentina y en el Mundo.

"Siempre fui la más delicadita, la de las princesas y todo, pero sin embargo soy la única de mis seis hermanos que se dedica a jugar al fútbol. Costó porque tenía que ir en contra de esas barreras. Ambos me juzgaban, pero las dos cosas me hacían feliz", dijo quien comenzó a jugar a la pelota a los seis años y que hoy, casi dos décadas después, continúa entrenándose y divirtiéndose practicando un deporte en el que, durante años, se excluyó y se invisivilizó por completo a las mujeres: "Eso es de hombre, me decían. A la gente le costaba mucho entender eso, estaba mal visto".

Toda esta lucha, cuenta, la quiere trasladar y contar en Miss Mundo, el reconocido certamen de moda en el que compite para representar a Argentina (está entre las 10 finalistas). Eso sí, no todas son pálidas. Sasha resalta que "el fútbol femenino está creciendo mucho" y destaca: "Gracias a Macarena Sánchez se logró un gran paso, el profesionalismo, aunque todavía falta mucho".

Respeto a sus proyectos, cuenta que quiere destacar la importancia del deporte, que fue vital para ella y que lo es para millones de niños. "A través del deporte a los chicos se le pueden brindar un montón de enseñanzas: perder ganar, sacrificarte, compartir, aceptar, progresar. Muchos valores de la vida que a través del deporte se pueden aprender desde muy chico", reflexiona. Goleadora.