SELECCIÓN ARGENTINA

Quinteto histórico de la selección Argentina de basket

Este es el mejor quinteto que se podría formar a lo largo de la historia del basket argentino. Cuatro de los jugadores conformaron la misma generación.

Este es el mejor quinteto que se podría formar a lo largo de la historia del basket argentino. Cuatro de los jugadores conformaron la misma generación.

Pablo Prigioni

Prigioni, aunque llegó tarde a la generación dorada, fue uno de los bases más destacados en la historia del baloncesto argentino. Un entrenador sobre la cancha, con una visión de juego superlativa que le permitía dar asistencias imposibles, además de un talento innato en el bote. No estuvo en Atenas pero fue clave en el bronce y en el cuarto puesto de Pekín 2008 y Londres 2012 respectivamente. Actualmente es entrenador asistente en Minnesota Timberwolves y no tardará en dirigir a la selección.

Emanuel Ginóbili

Poco que decir del mejor jugador de baloncesto de la historia del país y, seguramente, de América Latina. Jugó 16 temporadas con los San Antonio Spurs en la NBA en las que ganó cuatro anillos y fue dos veces All-Star. Además se llevó el premio a mejor sexto hombre en 2008. Con la selección, además del oro en Atenas 2004 (en el que fue MVP), ganó el bronce en Pekín 2008, la plata en el Mundial 2002 y dos oros en campeonatos FIBA de las América (2001 y 2011). Para seguir engordando su palmares, añadir la Euroliga que ganó con el Basket Viola Reggio Calabria, en el que también fue elegido como mejor jugador. Y por si fuera poco, dos Olimpia de Oro. Un regalo para el deporte argentino.

Óscar Furlong

Hasta la aparición de Ginóbili, el mejor jugador de baloncesto de la historia de Argentina. De hecho, recibió el premio Konex de platino que lo acredita como tal en 1980. Un portento físico que lideró a la selección que levantó el titulo mundial en 1950, en uno de los mayores logros del baloncesto nacional. Además, fue galardonado como MVP de aquel torneo. Un portento físico con un talento innato. Sus capacidades despertaron el interés de la NBA en una época en la que era casi imposible jugar en la mejor liga del mundo si no eras norteamericano. Sin embargo, jugó la mayor parte de su carrera en ligas universitarias.

Andrés Nocioni

Un carácter implacable que contagiaba al resto del equipo. Se ganó el respeto a base de trabajo y buen juego en todos los equipos en los que jugó. Estuvo ocho años en la NBA en los que llegó cinco veces a disputar los play offs y con un promedio de más de 10 puntos por partido y casi 5 rebotes. Sin embargo, su etapa más exitosa fue en España. Primero en Baskonia, ganando una liga ACB y dos Copas del Rey, y después en el Real Madrid, en el que completaría su palmarés con dos ligas y tras Copas del Rey más, una Euroliga y una Copa Intercontinental.

Luis Scola

Tras Ginóbili, el hombre más reconocido de la Generación Dorada. Además, el único en activo: a sus 39 años jugará el Mundial de China. Se convertirá en el séptimo jugador de la historia que disputa cinco campeonatos del mundo. Actualmente es el tercer máximo anotador en mundiales con 573, y en este espera superar los 594 de Andrew Graze para alcanzar el segundo puesto. En la NBA hizo una gran carrera, llegando a jugar unas finales de conferencia con Indiana Pacers. Promedió en diez temporadas 12 puntos por partido y 7 rebotes. Antes de irse a norteamérica destacó en España, donde ganó una liga, tres Copas del Rey y dos Supercopas. Además, fue rookie de la ACB en el año 2000 y dos veces MVP (2005 y 2007).