Competición
  • Liga Argentina
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Uruguaya - Clausura
  • Ligue 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Palmeiras Palmeiras PAL

-

Liga Uruguaya - Clausura
Defensor Sporting Defensor Sporting DEF

-

Racing de Montevideo Racing de Montevideo RAM

-

Club River Plate Club River Plate RIV

-

Cerro Largo Cerro Largo CEL

-

Rampla Juniors Rampla Juniors RAM

-

Montevideo Wanderers FC Montevideo Wanderers FC MOW

-

Club Atlético Juventud Club Atlético Juventud JUV

-

Liverpool F.C Liverpool F.C LIV

-

Peñarol Peñarol PÑL

-

Boston River Boston River BRI

-

Premier League

RIVER PLATE

Pratto: "En Sudamérica, River es el número uno"

El delantero habló con el sitio oficial de la Copa Libertadores y se refirió a sus orígenes, su presente en el Millonario y la final contra Boca en 2018.

Pratto: "En Sudamérica, River es el número uno"

Por su oportunismo goleador, su esfuerzo, sus innegables condiciones y su carisma, Lucas Pratto logró meterse a fuerza de buenos rendimientos en el corazón de los hinchas de River.

Hoy, consagrado como una de las figuras del plantel de Marcelo Gallardo, el Oso habló con el sitio oficial de la Copa Libertadores, recordó las dificultades que tuvo cuando desembarcó en Núñez y explicó lo dura que es la readaptación al fútbol de su país: "Mi llegada a River era un proceso obvio después de haber estado tres años en Brasil. Justo ayer hablaba con Lucas Romero, que llegó a Independiente desde Cruzeiro y jugó conmigo en Vélez y somos muy amigos, de la vuelta al fútbol argentino. Yo tuve un inicio difícil. Mis primeros tres años en juveniles jugué en Cambaceres, en un club que hoy está en la última categoría del fútbol argentino, que en ese momento estaba en la B Metropolitana. En un club que, si no estabas en Estudiantes o en Gimnasia en La Plata, querías ir a Cambaceres. Que hoy no pasa. Lamentablemente, es una institución que ha perdido un poco el interés, en la ciudad o alrededor de la ciudad. Y ojalá que pueda volver a tenerlo".

Sobre aquellos orígenes humildes en La Plata, el Oso añadió: "No tenía botines, no me podía bañar. Yo volvía del colegio a la 1 de la tarde, me iba 1 y media, comiendo un paquete de salchichas y volvía a las nueve de la noche. Intento valorar y que lo valore mi hija. Que espero que nunca tenga que pasar eso porque no es fácil. Pero ahí hice muchos amigos. Mis mejores amigos son de Cambaceres".

Además, realzó la importancia de los valores para mantener los pies sobre la tierra cuando se da el salto económico como profesional: "Parece que es fácil porque un día no tenés para comer y al otro día tenés, no sé, vamos a ser brutos, un Mercedes Benz. Yo tuve el acompañamiento de mi familia. Tuve una buena educación pública. Y mirá que yo era vago para estudiar. Pero yo creo que también es siempre lo que te rodea. Más allá del colegio al que vayas o lo que te enseñan en el colegio. Es de adentro de casa. Yo puedo mandar a mi hija al mejor colegio, pero si yo no le enseño cosas básicas. Mi familia me enseñó lo que es la educación. Cómo respetar a la gente. A mí hoy todavía me pasa. Soy un jugador de 31 años y sigo respetando a Marcelo o a Ponzio, como si yo tuviera veinte años. Entonces, capaz se perdió hoy eso".

El ex atacante de Vélez también fue consultado por su vínculo con los más jóvenes del plantel y remarcó lo que significa estar en el Millonario: "Es muy difícil acercarse a un chico y darle tu punto de vista. Porque sos un compañero. No es que sos el entrenador o un presidente o un psicólogo. Yo intento dar más consejos desde lo futbolístico, que cuiden lo que tienen y que disfruten lo que es River. Porque de River, en Argentina, después, es para abajo. No hay nada más para arriba. Para arriba ya es Europa. En Sudamerica, River es el número uno y después no hay más nada. Y, aunque le duela a los demás, es así. Hoy River consiguió un respeto deportivo e institucional que lo había perdido hace ocho o nueve años atrás. Hoy lo recuperó con mucho trabajo. Obviamente, con problemas económicos como los tenemos en el país. Pero intento que los chicos sepan esto. Que disfruten el lugar donde están. Que trabajen para mejorar. Que, desde lo económico y desde lo social, van a tener muchas facilidades. Que aprovechen los buenos consejos y no los malos. Después cosas puntuales es difícil hablar porque cada persona es diferente. Pero los chicos acá escuchan bastante. Y, en base lo que era el club, no sé si ustedes conocieron lo que era River. Yo tuve la posibilidad de venir de chico, jugando para Boca, y hoy venís a River y tenés veinte o quince canchas. Hay vestuario profesional nuevo, gimnasio nuevo y eso también es bueno para lo que es el fútbol argentino y las inferiores".

Acerca de su valor de mercado y la polémica que eso suscitó en su momento, explicó: "Nunca le di importancia. Es muy difícil cuando dicen que un jugador vale tanto. El otro me sorprendía del central de Leicester que ahora fue al Manchester, Maguire, que vale 80 millones. Lo comparaban con Cristiano Ronaldo, cuando lo compró el Real que lo compró a 90. Es una locura que se hable de tanta plata, de tanto dinero. En el fútbol mundial más. Y tampoco creo que los jugadores, en general, los normales, nos creamos que porque valemos 14 o 12 somos mejor que el otro. Eso es una cuestión de negociación entre clubes. De cuánto vale un jugador emocionalmente o como referente para la institución".

En tanto, reveló que tomó con naturalidad las primeras críticas que recibió antes de asentarse en el equipo: "Cuando llegué River había quedado afuera de una semifinal de Copa Libertadores, en el semestre anterior. Iba ganando 3-0 en el global y terminó perdiendo 4-3. Ganó una final de Copa Argentina. Después, al club le costaba ganar. Era obvio que la gente se la iba a agarrar conmigo y con algún jugador que la gente no venía queriendo mucho. Y después, cuando el equipo empezó a ganar, yo empecé a levantar el nivel. Tuve la suerte de hacer goles importante, que dieron campeonatos importantes. El fútbol es así. Capaz en un mes mi rendimiento personal baja. No me molesta cuando me critican y tampoco, como te decía recién, no me creo ni el mejor ni el peor cuando me halagan".

En la extensa entrevista, Pratto también volvió a hablar sobre la histórica final de 2018 que se definió con el Superclásico en el Santiago Bernabéu: "La gente te lo hace sentir. No nos damos cuenta mucho todavía. Pasaron casi nueve meses. Va a ser recordado toda la vida, pero no nos damos cuenta. No te puedo dar una opinión, porque es muy difícil. Fue mi mayor logro deportivo. Tuve la suerte de salir campeón de la liga argentina y de la liga de chile, pero no había ganado nada a nivel internacional. Esto es lo más importante a nivel internacional en Sudamerica. Y contra el clásico rival de toda la vida. Y justo el clásico rival es River-Boca. No era, no sé, Gimnasia contra Estudiantes. Por lo menos, yo lo tomo así. Si no son los más grandes de Sudamérica, están entre los cinco o seis. Entonces, no nos damos cuenta pero la gente sí. Cuando nos retiremos, cuando pase un poco más de tiempo, vamos a ver bien el valor que tiene".

Por último eligió su gol más relevante en aquella serie: "El de La Bombonera. Porque fue en La Bombonera. Fue apenas nos hacen un gol. También porque nosotros estábamos jugando mucho mejor que el rival. Pero muchísimo mejor. Es más, terminamos empatando un partido 2-2 que tendríamos que habernos ido ganando por diferencia de dos goles. Fue un valor para la cabeza nuestra muy importante".