De los goles inolvidables a una salida algo gris

Darío Benedetto se fue de Boca rumbo al Olympique de Marsella y su partida dio mucho que hablar: “Si no vuelvo como jugador será como hincha”.

0
De los goles inolvidables a una salida algo gris

Ahora sí terminó la novela: Darío Benedetto dijo adiós y se fue de Boca para seguir su carrera en el Olympique de Marsella. En las próximas horas, el delantero de 29 años volará rumbo a Francia para sumarse a su nuevo club y cumplir uno de sus grandes sueños, jugar en Europa.

Su paso por el club xeneize dejó un saldo altamente positivo, ya que ganó 3 campeonatos, marcó 45 goles en 76 partidos oficiales y logró tener el promedio más alto desde el retiro de Martín Palermo, el goleador histórico de la institución.

Sin embargo su despedida no fue la esperada y se vio empañada por factores extra futbolísticos, como su desgarro en el gemelo interno, la promesa de permanecer hasta diciembre que finalmente no se cumplió y la ausencia de la serie frente a Athletico Parananese.

Pipa sabe que no se va cómo hubiese querido y que quizá en algunos hinchas quedó un resquemor por su elección. Pero lo cierto es que mientras se calzó la camiseta número 9 azul y oro cumplió con creces. Incluso en la final perdida ante River, donde marcó dos goles en la serie y además acumuló tres en la fase de semifinal.

“Si no vuelvo como jugador lo haré como hincha durante toda mi vida”, dijo el goleador en una de sus últimas notas en la Argentina. El tiempo será el encargado de decidir si hay o no un segundo ciclo de Benedetto en Boca, pero por ahora lo mejor será que pase el tiempo para que sus conquistas adquieran más valor y los simpatizantes limen asperezas a la distancia. Y como dijo Gustavo Alfaro, el nombre siempre estará atrás y el escudo adelante.