SELECCIÓN ARGENTINA

Qatar, inesperado y peligroso enemigo para Argentina

La selección qatarí cuenta con jugadores de talento y un plan de juego con el que buscará eliminar a la albiceleste. Su técnico, Félix Sánchez, el gran artífice.

Qatar, inesperado y peligroso enemigo para Argentina
SERGIO MORAES REUTERS

Las selecciones invitadas a esta edición de la Copa América están dando guerra. A pesar de traer una etiqueta de equipos que bajarían el nivel de la competición, ambas han mostrado estar a la altura y mantienen muy vivas sus opciones de estar en cuartos de final. Tanto Qatar como Japón se han convertido en enemigos indeseables, capaces de amargar a cualquiera. En este caso, es la selección qatarí la que se cruza en el camino de Argentina. Duelo fratricida en Arena do Gremio por un puesto en la siguiente ronda. Quien gane, pasará. Quien pierda, se irá a casa. Y un empate podría ser definitivo para ambas.

Las armas de la selección marrón son muchas y muy buenas. Su virtud principal es que juega como un auténtico equipo, con un plan de juego marcado y futbolistas comprometidos con la idea. El artífice de esto es Félix Sánchez, entrenador español que se formó en el FC Barcelona y que ha implantado en Qatar genes del tan característico ADN blaugrana. Un equipo que maneja varios registros: es muy capaz y acostumbra a dominar sus partidos gracias a una rápida circulación de balón y una presión tras pérdida asfixiante. Sin embargo, consciente de que hay selecciones con más talento en mitad de la cancha, también tienen muy preparado un buen juego de contragolpe, aprovechando la velocidad y contundencia de sus mejores hombres.

Desde que tomó la responsabilidad en la absoluta en 2017 (antes preparó a las inferiores), sustituyendo al uruguayo Jorge Fossati, Félix Sánchez ha hecho historia. En apenas dos años ha conseguido levantar la Copa de Asia con un equipo que tenía como costumbre caer en primera ronda. Tiene un porcentaje de victoria por encima del 50% y, aún más importante, está dotando a Qatar de una identidad, un legado que servirá para tiempos futuros.

Akram Afif, Almoez Ali y una generación dorada

Es difícil que en las próximas generaciones del fútbol qatarí reúnan tanto talento como esta. Jugadores que mezclan calidad técnica, capacidad física y un espíritu ganador implacable. Todas las líneas son fiables y resulta complicado encontrar algún punto débil. El más reseñable es la falta de experiencia en grandes competiciones de algunos de sus futbolistas, ya que muchos de ellos han jugado toda su carrera en la liga local o, simplemente, no superan los 23 años de edad.

Por encima del resto, dos futbolistas que son el factor diferencial de Qatar: Akram Afif y Almoez Ali. Ambos tienen 22 años, hacen pareja ofensiva y son el presente y el futuro de su selección. Mientras que Afif aporta talento y visión de juego, Ali es un portento físico con gran capacidad de definición.

Sin embargo, ni juegan solos ni son el único arma de Qatar. Abdelkarim Hassan, un lateral con un despliegue físico notable, Al Haydos, un mediocampista con calidad y buen toque, o Khoukhi, un central difícil de sobrepasar son algunos de los futbolistas más destacados. Alternativas de garantías en todas las líneas para un equipo al que Argentina deberá sobrepasar si quiere estar en cuartos de final.